Diario de Auguste Morisot 1886/1887 – Auguste Morisot

Estado: nuevo.

Editorial: Planeta.

Precio: $400.

Entre 1886 y 1887, el pintor Auguste Morisot acompaño a su compatriota Jean Chaffajon, quién había estado antes en Venezuela, a buscar las fuentes del río Orinoco, uno de los ríos mas largos del mundo, sorprendentemente el registro pictórico de aquel viaje, realizado hace 113 años, apenas se dio a conocer al público en el 2002.
Auguste Morisot
Carlos Yusti
Para escribir su novela “El soberbio Orinoco”, Julio Verne jamás se movió ni un centímetro de su estudio y para escribirlo sólo se dedicó a consultar sus fichas bibliográficas ( sus biógrafos afirman que poseía alrededor de ochocientas mil fichas) contentivas de una variopinta de datos los cuales iban desde la geografía, la historia, la geología hasta los temas de la actualidad científica y tecnológica del momento.
Como era de esperarse sin duda consultó el libro de Jean Chaffanjon, “El Orinoco y el Caura” sobre la travesía que el científico francés realizó hasta las fuentes del río Orinoco y quizá repasó con detenimiento los dibujos de la flora y la fauna elaborados, con gran destreza estética, por el pintor que acompañó a Chaffanjon, durante su expedición: Auguste Morisot.
Las vicisitudes por las cuales pasó el pintor están recopiladas en su diario. Su historia posee los tintes indiscutibles de la aventura, pero al mismo tiempo de viaje interior, de viaje de crecimiento espiritual. Morisot posee muchos rasgos que caracterizan a ciertos personajes creados por Verne: joven, de espíritu artístico y con la disposición siempre alerta por aprender. El viaje a la fuentes del Orinoco, como siempre lo denominó Chafajon, lo cambio de manera radical, transformó su existencia, su visión del mundo, de forma definitiva y para siempre.
Auguste Ernets Morisot nació en la Bergoña Francesa, más específicamente en el pueblo de Seure, Côle D’or. Su familia no poseía fortuna. Su padre, quien trabajaba en un hotel, murió cuando Morisot, que era el segundo de dos hermanos, tenía apenas siete años. Su madre contrajo matrimonio de nuevo. El padrastro no les profesaba cariño alguno y Morisot, junto con su hermano Louis, fueron llevados a vivir con una hermana de su madre, en otra localidad. Morisot, en compañía de Louis, ya adolescentes deciden trasladarse a París. Primero lo hizo Luis y unos meses después le siguió Morisot. Allí consiguió empleo en un telar especializado en seda. Después realizó un viaje a Inglaterra donde aprendió el idioma.
Auguste Morisot influenciado por su hermano, que era anarquista, se convirtió en un librepensador. No obstante ni la política ni la lucha social eran sus desvelos principales ya que su vocación hacia el arte era mucho más fuerte. De regreso en Lyon ingresa en la Escuela de Bellas Artes. Entre sus condiscípulos y amigo estaba Henry Page, cuyo padre era un influyente industrial de la seda. La familia Page realizaba con regularidad reuniones a las que asistían artistas e intelectuales. Auguste se convirtió en un visitante constante e incluso los domingos tenía su lugar reservado en la mesa. Durante una de sus visitas conoció a Pauline, la hija mayor de los Page. Estaban enamorados, pero el joven artista era un don nadie, un joven sin bienes de fortuna ni futuro. Para las convenciones de la época dicha relacoión no contaba con los buenos augurios de la familia y amigos de Pauline. A pesar de todo Pauline y Auguste mantuvieron su amor en secreto hasta que él finalizara sus estudios y lograra de hacerse de un nombre en ambiente artístico para ser aceptados por los Page. En el año 1885 Morisot culminó sus estudios en Bellas Artes y se presentó la oportunidad de su vida.
El conocido exploradorJean Chaffanjon, se encontraba de paso por la ciudad solicitando los servicios de un dibujante para su próxima expedición a las riberas del Orinoco, en nombre del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de París. A tal fin la Cámara de Comercio de Lyon convocó a un concurso cuyo ganador obtendría doce mil francos para gastos de viaje y honorarios por su participación en la misión; además los dibujos se aplicarían a los diseños de las telas estampadas en la industria de la seda.
Morisot y Pauline vieron en el concurso una oportunidad para que Auguste se hiciera un espacio en el mundo artístico. El joven artista estuvo meses visitando zoológicos y jardines botánicos realizando bocetos de plantas y animales como parte de un ejercicio. De pronto y sin explicación alguna el concurso fue cancelado. Sin embargo esto no desanimo al recién graduado artista y solicitó tener una entrevista conChaffanjon. Durante la entrevista el entusiasmo de Morisot fue tal que solicitó al explorador acompañarlo sin paga alguna y que sólo requeriría para el pasaje y gastos para el viaje. Chaffanjon no necesitó ver los dibujos del apasionado joven y lo contrató de inmediato. El 28 de enero de 1886 ambos firmaron un contrato que aparte estipulaba que las conferencias o publicaciones que expedición generara serían firmadas en conjunto y los posibles beneficios se distribuirían por partes iguales, entre ellos o sus herederos.
Luego de muchos avatares logran partir de Ciudad Bolívar rumbo a Caicara, donde les espera otra embarcación menos sofisticada para llegar a San Fernando de Atabapo. Durante la expedición, Morisot pintó 450 trabajos entre dibujos, acuarelas, monotipos, óleos y bocetos a lápiz. De igual modo confeccionó un herbario de 164 plantas, 377 impresiones y 67 fotografías. Aparte de este trabajo de rigor científico realizó bocetos y dibujos de los lugares que iba visitando. Dibujó la vida y algunos personajes de la región Guayana con ojo nítido y talentoso.
El trabajo pictórico de Morisot retrata con fidelidad la exuberancia de la naturaleza, su pujante colorido y su dinámica belleza. En su dibujos hay una maestría en la síntesis y líneas veloces y plenas de vigor plasman el modelo abordado con nítida precisión (sea un rostro, un paisaje o una escena). Alvaro García Castro en el estudio preliminar al Diario de Morisot escribe: “Su estilo artístico no puede encasillarse en ninguna escuela, pues era una categoría en sí mismo; colocado a caballo entre dos siglos y dos movimientos, entre el impresionismo y el art deco, del que algunos críticos de principios del siglo XX consideraron precursor”.
Las pinturas y dibujos que elaboró Morisot en su extraordinario viaje por el Orinoco son testimonios de una voluntad artística a todo prueba, de un hombre que lo arriesgo todo en una travesía perfecta y rotunda para un pintor.

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Auguste Morisot. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Diario de Auguste Morisot 1886/1887 – Auguste Morisot

  1. Pingback: Diarios – Thomas Mann | Libros Kalish – Librería online

  2. Pingback: Diario de una escritora – Virginia Woolf | Libros Kalish – Librería online

  3. Pingback: Diario íntimo – Virginia Woolf | Libros Kalish – Librería online

  4. Pingback: Cartas a Lucien – Camille Pissarro | Libros Kalish – Librería online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s