Primo Levi ou la tragédie d’un optimiste – Myriam Anissimov (versión original en francés)

Primo Levi ou la tragédie d’un optimiste – Myriam Anissimov (versión original en francés) 

Estado: usado.

Editorial: Le Livre de poche.

Precio: $150.

En 1987, l’auteur de Si c’est un homme, le plus profond témoignage qui ait été écrit sur l’univers concentrationnaire, se donnait la mort chez lui à Turin. « Si nous mourons en silence comme nos ennemis le souhaitent, le monde ne saura pas ce que l’homme a pu faire et ce qu’il peut encore faire : le monde ne se connaîtra pas lui-même », avait-il écrit quelques mois plus tôt.Pour la première fois, sous la plume de Myriam Anissimov, est reconstitué l’itinéraire d’un écrivain tardivement reconnu comme une des grandes consciences morales de notre temps. De la jeunesse bourgeoise à Turin à l’enfer d’Auschwitz, où il fut déporté en 1943, de la passion scientifique à l’écriture, de la volonté de témoigner au désespoir final, ce récit d’une existence hantée par l’expérience du mal et la culpabilité de survivre pose quelques-unes des questions fondamentales de notre temps.
El testimonio de la vida trágica de un optimista
VICTOR BROMBERT
Cuando apareció en Francia, en 1996, la biografía que escribió sobre él Myriam Anissimov fue recibida como un acontecimiento importante. Era el primer relato pormenorizado de los episodios más significativos en la vida de Levi: su creciente conciencia de la amenaza personal del fascismo, su captura por parte de la milicia fascista en un escondite de la Resistencia en los Alpes, su deportación a Auschwitz, su liberación un año después por las tropas soviéticas, la odisea en tren que fue el regreso a su Turín natal, su trabajo como químico y luego como gerente de una fábrica de productos químicos, su gradual reconocimiento como un escritor importante y una figura intelectual. El libro de Anissimov, que ahora aparece en una traducción abreviada en inglés, presenta una historia seria, por momentos narrada con fervor, que siempre resulta compasiva con la personalidad tímida y el tono moderado de Levi. El mejor logro de Anissimov es su evocación de la amabilidad de Levi, de su reserva de alguna manera puritana e introvertida, de su compulsión a hablar sobre lo que vio y sufrió en el campo. Es muy perceptiva cuando aborda el abrupto despertar de Levi al antisemitismo en los últimos años del régimen de Mussolini, cuando las inesperadas leyes raciales de 1938 asombraron no sólo a los judíos italianos (algunos de los cuales habían sido fascistas leales desde los primeros días del régimen), sino también a la mayoría de los italianos.Levi pertenecía a una familia judía piamontesa acomodada. Como la mayoría de sus amigos, asistió al liceo classico y luego obtuvo un doctorado en química. (Esto luego lo salvó de las cámaras de gas en Auschwitz cuando lo pusieron a trabajar como esclavo especializado en un laboratorio). Sus referencias culturales eran Dante y Manzoni, incluso Melville y Conrad, más que el saber popular judío, con el que no estaba familiarizado en absoluto. Auschwitz, donde el yidich era el idioma dominante, le resultó un shock cultural.El background de Levi lo ayuda a explicar por qué, en uno de los momentos memorables de Si esto es un hombre, se refiere profusamente al canto 26 del Inferno de Dante, mencionando la figura de Ulises, y describe su propia lucha victoriosa para reconstruir en su mente versos a medias olvidados.Algunos lectores tal vez se hayan preguntado por qué una víctima judía de la Shoah tuvo que recurrir a un poema cristiano medieval cuando tuvo frente a sus ojos una atrocidad colectiva que no se podía justificar en términos teológicos o poéticos. Para Levi, sin embargo, el hecho de recurrir al poema de Dante para enseñarle italiano a un compañero alsaciano que hablaba francés en un campo de exterminio alemán en el corazón del territorio polaco se convirtió en un símbolo de universalidad y de la posible supervivencia del sentido.La reputación de Levi se basa, fundamentalmente, en su relato de la monstruosa máquina nazi destinada a reducir a los seres humanos a la condición de bestias antes de despacharlos a las cámaras de gas. El Lager aparece como una pesadilla geométrica inundada por gritos de hambre y dolor en todas las lenguas de Europa. Con una sobriedad que se vuelve más aguda y dolorosa por el humor ocasional, Levi describe lo inenarrable: la deportación de familias enteras en vagones cerrados, las torturas, el trabajo desgarrador, el frío y la mugre, la lucha impiadosa por sobrevivir, las selecciones para el exterminio. Pero la contribución más original de Levi, elaborada posteriormente, Los hundidos y los salvados, es el análisis de lo que él llamó la zona gris, las condiciones bajo las cuales las víctimas son tentadas para convertirse en cómplices de las atrocidades cometidas contra ellas.La existencia de este tipo de zona gris corroe los valores morales y las elecciones morales. Ser una víctima no excluye la culpa. Levi aborda con ludicez una realidad particularmente deshumanizadora de los campos, donde las SS estructuraban una jerarquía de violencia que delegaba en prisioneros elegidos, conocidos como Kapos, que ejercían un poder arbitrario y muchas veces homicida. En el peldaño más bajo de esta jerarquía estaban las brigadas Sonderkommando de judíos obligados a atizar el fuego de los crematorios con las víctimas judías asesinadas con gas.Muchas veces se sugirió que el amor que Levi sentía por la ciencia y su instrucción como químico explican su disposición a observar, describir y analizar bajo las circunstancias más desgarradoras. Su fe en el entendimiento racional lo llevó a ver la experiencia del Lager, en sus propios términos, como un experimento biológico y social gigantesco. Detectó verdades fundamentales sobre la naturaleza humana en las estructuras sociales del campo, argumentando que este laboratorio cruel era un observatorio sociológico feroz. Concluyó, con la esperanza de no ser malentendido, que para él y otros el Lager, el campo, había sido una universidad. En lugar de entregarse a la autocompasión, Levi prefirió ejercer, tal vez como una forma de autopreservación, una curiosidad de antropólogo. A lo largo de su vida, conservó su fe en la claridad del pensamiento, su reverencia por el lenguaje y la comunicación. Su amor por la filología acompañó un disgusto permanente por la escritura oscura. En Los asuntos de otros denunció el culto de lo inefable y de la literatura hermética como una forma de suicidio. No es fácil escribir una biografía de un autor cuyos libros son, básicamente, autobiográficos. La paráfrasis es un peligro constante. Pero Anissimov hizo una investigación exhaustiva y ofrece un contexto valioso de la comunidad judía de Turín, los detalles de las brutalidades de los campos (sobre las que el mismo Levi muchas veces se muestra reticente), el compromiso del imperio industrial I.G. Farben en la explotación de mano de obra barata en los campos, el lento reconocimiento en Italia de los logros literarios de Levi. Hace un buen uso de las entrevistas y de los relatos periodísticos. Y llega a ser conmovedora, como cuando narra la última noche que 650 judíos pasaron en el campo italiano de tránsito en Fossoli di Carpi, antes de ser deportados por los alemanes.Este libro importante no siempre se ve favorecido por la traducción de Steve Cox. Traducir al inglés un estudio escrito en francés sobre un autor que escribió en italiano plantea ciertos problemas. Tampoco ayuda que la versión inglesa tenga cortes y muchas veces reordene los materiales en un esfuerzo obvio por acortar el original a riesgo de producir discontinuidades. Aún más perjudiciales son las libertades tomadas frente al texto por querer agregar partes de oraciones a lo que dijo el autor o al hacerlo decir lo que nunca dijo. El espectro que abarcó Levi es más amplio de lo que generalmente se conoce. Escribió poesía -no ambiciosa desde un punto de vista técnico, pero expresiva gracias al humor ácido de la angustia recurrente y la furia del sobreviviente-. Además de los dos libros dedicados a la experiencia de los campos de exterminio y a la narrativa colorida de su viaje de regreso a casa por Europa del este en La tregua, escribió cuentos (Momentos de alivio), relatos de anticipación (El sexto día y otros cuentos), dos novelas importantes (Si no ahora, ¿cuándo?) -una historia pintoresca sobre combatientes de guerilla judíos en los bosques de Bielorrusia-, otra sobre las aventuras tecnológicas épicas de un manipulador experto, así como una obra maestra inclasificable, La tabla periódica, que mezcla elementos autobiográficos con una fantasía ensayística ocurrente.Levi llevó una existencia esencialmente sedentaria. Auschwitz había sido la única aventura de su vida.Tras su regreso a Turín, siguió habitando el departamento donde había nacido, y murió en el mismo edificio. Permaneció apegado a sus raíces piamontesas y a su herencia italiana. Al igual que casi todos los judíos italianos, siempre se sintió en casa entre sus compatriotas, quienes, en su gran mayoría, no eran antisemitas y, aun en los momentos más oscuros de la guerra, habían manifestado una gran humanidad. Pero había aprendido a ser crítico, retrospectivamente, de la ceguera política. Deploraba el letargo de su generación, que había visto el fascismo con desagrado e ironía inútil sin oponerse activamente a él.Auschwitz le enseñó una lección política. También le enseñó mucho sobre la comunidad más amplia de judíos, especialmente la casi erradicada cultura ashkenazi de Europa del este, que llegó a admirar. Antes de escribir Si no ahora, ¿cuándo? se propuso aprender yidich.Para algunos, su deseo de escuchar y entender era una limitación. Su postura por lo general optimista, es cierto, no parece trabar combate con lo irracional. Pero su esperanza de que los problemas puedan solucionarse mediante la buena voluntad y la razón también explica su profunda frustración, y hasta desesperación, cuando empezó a darse cuenta de que la generación más joven ya no quería escucharlo. Su depresión frente a las negativas revisionistas y la imposibilidad de un diálogo significativo con la juventud quizá esté relacionada con su impulso suicida, aunque Anissimov es muy delicada a la hora de sugerir alguna relación causal evidente.El mensaje más profundo de Levi va más allá de la honestidad, la dignidad y el respeto de su testimonio. Demuestra un orgullo humanista por el poder de las palabras y por la lucha humana contra las fuerzas materiales. Habla de la fragilidad esencial de las instituciones humanas y de la tragedia cuando se permite su derrumbe. Ya que, sin instituciones civilizadas, la naturaleza humana está desnuda y expuesta. En ese sentido, no se puede decir que Levi fuera un optimista ingenuo. Y haríamos bien en evaluar la advertencia de su último libro, Los hundidos y los salvados, sobre lo desprovistos que estamos cuando permitimos que la ideología de la muerte ejerza el control: La razón, el arte y la poesía no ayudan de nada cuando hay que descifrar un lugar en el cual han sido prohibidos.
Otros libros relacionados:
La Segunda Guerra Mundial – Antony Beevor
Stauffenberg. La biografía del hombre que atentó contra Hitler – Peter Hoffmann
Diez años y veinte días. Memorias del hombre que sucedió a Hitler como jefe del III Reich – Karl Dönitz
Después del Reich. Crimen y castigo en la posguerra alemana – Giles MacDonogh
Hitler. Una biografía – Ian Kershaw
Tierras de sangre. Europa entre Hitler y Stalin – Timothy Snyder
Guerra total. Tomo 1: La Segunda Guerra Mundial en Occidente. Tomo 2: La Segunda Guerra Mundial en Oriente – Peter Calvocoressi & Guy Wint
Hitler. Anatomía de un dictador. Conversaciones de sobremesa en el Cuartel General del Führer, 1941/1942 – Henry Picker
La resistencia alemana contra Hitler 1933-1945 – Barbara Koehn
Radiaciones. Diarios de la Segunda Guerra Mundial – Ernst Jünger
Kamikazes. Los pilotos suicidas japoneses en la Segunda Guerra Mundial – Albert Axell / Hideaki Kase
Historia de los bombardeos – Sven Lindqvist
Fascistas – Michael Mann
Kaputt – Curzio Malaparte
Vida y destino – Vasili Grossman
El hombre en el castillo – Philip K. Dick
Fuck América – Edgar Hilsenrath
La bandera invisible – Peter Bamm
El hombre perro – Yoram Kaniuk
El hombre, un lobo para el hombre. Sobrevivir al Gulag – Janusz Bardach
Mi corazón herido. La vida de Lilli Jahn 1900/1944 – Martin Doerry
Yo, comandante de Auschwitz – Rudolf Höss
¿Auschwitz por herencia? Sobre un buen uso de la memoria – Georges Bensoussan
La industria del holocausto. Reflexiones sobre la explotación del sufrimiento judío – Norman Gary Finkelstein
Una mujer en Birkenau – Seweryna Szmaglewska
7000 días en Siberia – Karlo Stajner
La orden de la calavera. La historia de la SS – Heinz Höhne
En el corazón del infierno. Documento escrito por un Sonderkommando de Auschwitz 1944 – Zalmen Gradowski
La dictadura alemana. Génesis, estructura y consecuencias del nacionalsocialismo – Karl Dietrich Bracher

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $40.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Adolf Hitler, Myriam Anissimov, Primo Levi, zzz---EN FRANCÉS---zzz. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Primo Levi ou la tragédie d’un optimiste – Myriam Anissimov (versión original en francés)

  1. Pingback: Amos de la muerte. Los SS Einsatzgruppen y el origen del holocausto – Richard Rhodes | Libros Kalish – Librería online

  2. Pingback: Las Waffen SS – Henri Landemer | Libros Kalish – Librería online

  3. Pingback: Dora informa – Sándor Radó | Libros Kalish – Librería online

  4. Pingback: El III Reich en el poder, 1933-1939 – Richard J. Evans | Libros Kalish – Librería online

  5. Pingback: El camino de la guerra – David Irving | Libros Kalish – Librería online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s