Brother Ray. La autobiografía de Ray Charles – Ray Charles y David Ritz

Brother Ray. La autobiografía de Ray Charles – Ray Charles y David Ritz

Estado: usado.

Editorial: RBA.

Precio: $200.

Cuando Ray Charles (Albany, 1930 – Beverly Hills, 2004) escribía sus canciones, se concentraba en problemas o sentimientos que todo el mundo pudiese entender. A pesar de no tratarse de aspectos autobiográficos, intentaba ceñirse a temas comunes: penas de amor, penurias económicas, placeres de la carne y placeres del alma. En esa tetralogía se condensaba el mundo para el maestro Charles, y así lo cuenta en esta autobiografía recién editada que es todo un clásico de la literatura musical y acaso la biografía definitiva de ese genio de la música. El libro fue escrito al alimón con David Ritz, periodista y autor de varias obras basadas en las vidas de leyendas del soul, como Etta James y Aretha Franklin.
La primera edición americana de “Brother Ray” data de 1978 y desde entonces Ritz se ha preocupado por poner al día los textos. La última actualización está fechada en junio de 2004, pocos días después de la muerte de Charles.
Musicalmente hablando, la vida de Ray es un compendio de todo lo que ha acontecido desde la década de los 40’s hasta los primeros años del presente siglo; desde los inicios de su carrera como solitario pianista de blues, sus años de trabajo junto a figuras como T-Bone Walker o Lowell Fulson, el nacimiento del soul, sus escarceos con el jazz y el country, incursiones en el mercado del rock y el pop… hasta ser encumbrado y reconocido como uno de los músicos más influyentes del periodo que abarca la segunda mitad del siglo XX.
La biografía no oculta los aspectos más oscuros de la personalidad de Ray ni los periodos más conflictivos de su vida. Los largos años de adicción a la heroína, su carácter pagado de sí mismo, las turbulentas relaciones con sus esposas y amantes, la tacañería con sus músicos… Pero tampoco esconder sus facetas de genial innovador ni la de honesto luchador y corredor de fondo; además le revela como un eficaz gestor y hombre de negocios en el campo de la industria musical.
El oído absoluto. Ray Charles
Mariana Enríquez
Si Johnny Cash es puro corazón, y quiere demostrar su esfuerzo por ser un tipo amoroso en cada párrafo –y lo consigue–, Ray Charles busca otra cosa en esta autobiografía editada originalmente en 1978, escrita junto a David Ritz: que él es una fuerza inquebrantable, que su historia es un triunfo de la voluntad.
Ritz le dice en un momento que más bien su vida es un milagro, pero Ray Charles no se deja impresionar: de chico fue a la iglesia como todo buen sureño, pero nunca se dejó enamorar por la religión. Le sería útil más tarde, claro, cuando mezclando gospel y blues lograra algo diferente y obtuviera uno de sus tantos títulos: el Padre del Soul.
Ray Charles nació en Georgia y poco después se mudó a Greensville, Florida. “Soy de pueblo. Y cuando digo ‘de pueblo’, me refiero a un lugar dejado de la mano de Dios. Ahí está el origen de todo. Todo lo que llegué a ver en mi vida –y no hablo en sentido figurado– fue el campo.” Ray Charles perdió la vista a los 7 años, probablemente de glaucoma, aunque nunca pudo confirmarlo (se quedó ciego en 1937, y era muy pobre: los chicos como él no tenían diagnóstico). Antes de la oscuridad pudo ver, también, el cabello largo de su madre, un bar donde lo dejaban juguetear con el piano, la figura rotunda de la esposa de su padre ausente, que vivía con él –la familia era extraña–, y la muerte de su hermano George, que se ahogó en una tina, jugando, mientras Ray, también muy pequeño, sólo gritaba pidiendo ayuda. Ya ciego, fue enviado a un colegio especial, donde estudió música, aprendió las dificultades de masturbarse siendo ciego (“uno nunca sabe si alguien está viendo”) y soportó quedarse solo para Navidad porque la familia no tenía plata para ir a buscarlo. Dejó el colegio a los 15, cuando su madre murió, y enseguida empezó a trabajar como músico.
Allí la biografía de Charles se vuelve tan apasionante como tenaz. El hombre es un duro. En su pueblo andaba en bicicleta y en moto. ¿Peligroso para un ciego? El insiste en que no: su madre le enseñó a valerse solo. “Creo que es importante que se entienda que había cosas que nunca quise tener cuando era niño: un perro, un bastón, una guitarra. En mi mente todos esos elementos simbolizaban la ceguera y el desvalimiento. No pretendía engañarme a mí mismo. Sabía que era ciego como un topo. Pero no quería ir por ahí tambaleándome como un muerto viviente. No quería depender de nadie, ni de nada.” Igual de terminante es cuando habla de drogas: aunque fue adicto a la heroína, asegura que dejó cuando ya no daba para más (agentes de narcóticos le encontraron el vicio encima, y prefirió rehabilitarse antes que ir a la cárcel). Dice que no sufrió, ni durante la adicción, ni con la abstinencia. Con el sexo, Ray Charles es claro: la monogamia no es para él, tampoco los preservativos, y ha reconocido a todos sus hijos. Ser ciego tiene sus ventajas, jura: puede estar con una chica poco agraciada, y mientras le dé satisfacción, la estética es lo de menos. En un momento desopilante del libro hasta explica por qué le gustan las orgías, y da algunos consejos sobre cómo llevarlas a cabo de forma correcta. “He conocido a más mujeres de las que puedo recordar. No lo digo por presumir: es un dato. La verdad es que no tengo que hacer grandes esfuerzos: a menudo me doy vuelta y allí está ella.”
Brother Ray, la autobiografía habla además de una época terrible, pero creativamente sin igual: los años ’40 y ’50 en los Estados Unidos de la segregación racial. El jazz, las terribles jam sessions donde un hombre podía salir destrozado si no lo hacía bien, Billie Holiday, el be bop, los clubes de baile y sus grandes orquestas, las giras en auto por todo el territorio, jamás compartiendo escenario ni público con artistas blancos; las estaciones de servicio negándose a dejar entrar a los músicos al baño, las playas limitadas, con agua para negros y agua para blancos. Pocos saben que fue Ray Charles el primer artista negro reconocido que se negó a tocar para un público segregado: “Un promotor se empeñó a dividir al público del espectáculo; los negros en el gallinero, y los blancos en el patio de butacas… Le respondí al promotor que no me oponía a la segregación, pero que la cosa tenía que ir al revés. Le sugerí que los blancos se instalaran en el gallinero y los negros abajo, donde están los mejores asientos… Por supuesto, él se negó y amenazó con denunciarme. Que me denunciase. Pero no pensaba tocar ni en broma. Y no lo hice. Y me denunció. Y perdí. Fuimos a juicio en Atlanta y el tribunal me condenó a pagarle al tipo 1500 o 2000 dólares por incumplimiento de contrato, más gastos de publicidad y promoción. Me jodió bien, pero al menos aquel cabrón no pudo obligarme a obrar contra mi conciencia”.
Ray Charles también habla mucho de música, de jazz, de country, de blues, de gospel, no tanto de rock’n’roll, género del que no se siente parte. Y el libro incluye una desesperante discografía anotada, donde queda claro todo lo que falta digitalizar. El final, sin embargo, es desolador. En el ’78, Charles decía que su único miedo era morir de cáncer. Y quedar sordo. Murió de cáncer en 2004, y David Ritz se encarga de contar esos días finales en un epílogo hermoso, donde Ray Charles, el genio, aparece vulnerable por primera vez.
The Blues – Piano Blues (Clint Eastwood) subtitulado español
Clint Eastwood explora en Piano Blues su vieja pasión por los pianistas de este género musical, a partir de extraordinarias y desconocidas imágenes que constituyen un auténtico tesoro y entrevistas y actuaciones vivas tales como Ray Charles, Fats Domino, Doctor John, Dave Brubeck o Marcia Ball.

Otros libros relacionados del catálogo de Libros Kalish:
¡Gritad! La verdadera historia de los Beatles – Philip Norman
Los Beatles – Hunter Davies
Vida y milagro de Sgt. Pepper’s. Un disco para una época – Clinton Heylin
Paul McCartney. Hace muchos años – Barry Miles
Las muchas vidas de John Lennon – Albert Goldman
John Lennon, mi hermano – Julia Baird / Geoffrey Giuliano
Lennon in america. 1971-1980, based in part on the lost John Lennon diaries – Geoffrey Giuliano (versión original en inglés)
John Lennon. La biografía de un genio – Jordi Tarda y Andy Peebles
Memorias de un Rolling Stone – Ron Wood
Como una moto. La vida galopante de John Belushi – Bob Woodward
Kurt Cobain – Christopher Sandford (versión original en inglés)
Monk – Laurent de Wilde
Bird. Biografía de Charlie Parker – Ross Russell
Miles. La autobiografía – Miles Davis y Quincy Troupe
Cash. La autobiografía de Johnny Cash
El sonido de Sinatra. Sesiones de grabación con La Voz (1939-1994) – Charles L. Granata
Bitches Brew. Génesis de la obra maestra de Miles Davis – Enrico Merlin y Veniero Rizzardi
Louis Armstrong. An extravagante life – Laurence Bergreen (versión original en inglés)
Deep in a dream. La larga noche de Chet Baker – James Gavin
Wishing on the moon. The life and times of Billie Holiday – Donald Clarke (versión original en inglés)
Disfruta de mí si te atreves. Bessie Smith, Billie Holiday, Aretha Franklin, Janis Joplin, Tina Turner y las grandes mujeres que marcaron la historia del blues – Buzzy Jackson
Live at the Village Vanguard – Max Gordon (versión original en inglés)
La música es mi amante – Duke Ellington
El mundo de Duke Ellington – Stanley Dance
El Jazz. Su origen y desarrollo – Joachim E. Berendt
El jazz en el agridulce blues de la vida – Wynton Marsalis / Carl Vigeland
Los grandes del jazz. La música negra en un país blanco – LeRoi Jones
Hear me talkin` to ya. The story of jazz by the men who made it – Nat Shapiro and Nat Hentoff (versión original en inglés)
Brother Ray. Ray Charles´ own story – Ray Charles & David Ritz (versión original en inglés)
The arrival of B.B. King. The authorized biography – Charles Sawyer (versión original en inglés)
 Jelly’s Blue. The Life, Music, and Redemption of Jelly Roll Morton – Howard Reich y William Gaines | Libros Kalish – Librería online
La rabia de vivir – Mezz Mezzrow con Bernard Wolfe
El sello que Coltrane impulsó. Impulse Records: la historia – Ashley Kahn
My favorite things. Conversaciones con John Coltrane. Y una carta a Don DeMichael – Michel Delorme (ed.)
Rodrigo Superstar – Cicco
Discépolo. Una biografía argentina – Sergio Pujol
En nombre del folclore. Biografía de Atahualpa Yupanqui – Sergio Pujol
Escuchando a The Doors – Greil Marcus
Mystery Train. Imágenes de América en la música rock & roll – Greil Marcus
Escucha esto – Alex Ross
Música al límite. Tres décadas de ensayos y artículos musicales – Edward W. Said
Yo fui el camello de Keith Richards – Tony Sánchez
Autonomía y gracia. Sobre las óperas de Mozart – Ivan Nagel
Pau Casals – Robert Baldock
Arnold Schönberg oder der Konservative revolutionär – Willi Reich (versión original en alemán)
As thousands cheer. The life of Irving Berlin – Laurence Bergreen (versión original en inglés)
Los grandes compositores – Harold C. Schonberg
El poseedor y el poseído. Handel, Mozart, Beethoven y el concepto de genio musical – Peter Kivy
Ludwig van Beethoven – Jean Massin y Brigitte Massin
Correspondencia – Federico Chopin
El sonido es vida. El poder de la música – Daniel Barenboim
Vida y arte de Glenn Gould – Kevin Bazzana
Glenn Gould a Life and Variations – Otto Friedrich (versión original en inglés)
Viena, una historia musical – Henry-Louis de La Grange

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto:juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Clint Eastwood, Mariana Enríquez, Ray Charles. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Brother Ray. La autobiografía de Ray Charles – Ray Charles y David Ritz

  1. Pingback: Yo fui el camello de Keith Richards – Tony Sánchez | Libros Kalish – Librería online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s