Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda

Me despierto temprano.
En el radio reloj suena el programa de Dady Brieva.
Prendo la computadora.
Pongo el agua para el mate. Y busco un cenicero.
Y desayuno: mate, cigarrillos, Dady Brieva y las pelotudeces que los clientes de Mercado Libre.
Después voy al Banco Nación de Sante fe al 2200 a hacer un trámite.
En la puerta hay un tipo sin piernas y puteo porque no traje la cámara para fotografiarlo. Tiene una pata de plástico y la otra un pedazo de jogging sin carne. Vacia. Tiene una gorrita y esta sentado en una silla con ruedas pidiendo monedas en la puerta del banco.
Mierda. Es pura mierda. Y por no tener la cámara encima me pierdo toda esa mierda.
Al salir del banco me invitan a tomar un café.
Vamos a Babieca. Esa confitería de Santa Fe que es un aguantadero de putos.
Un amigo me cuenta horas después que cuando era pendejo y pasaba por ahí los putos se lo comían con los ojos. Mi amigo es morocho. Claro le digo, eras un caramelito media hora para ellos. Es más, eras una bolsita llena de caramelos media hora.
En fin.
Entramos.
Es medio día.
Adentro están todas las mesas ocupadas.
Veo una que esta limpiando un mozo y nos acercamos.
Nos queremos sentar.
Nos dice que esperemos a que la limpie.
Nos quedamos parados.
Viene otro mozo, que nos pregunta que estamos haciendo.
Le digo que nos vamos a sentar en esa mesa.
Nos mira. Y pregunta: qué van a consumir.
Un café.
No, me dice el empleado del aguantadero de maricas. Esta mesa es para cenar. Y empieza a buscar con la vista a ver donde nos puede ubicar.
Le digo que yo me voy a sentar en ese mesa.
El me dice que no.
Bueno, chau.
Y la puta madre que los parió.
A que los forros de Babieca si entra la gorda culona y vieja Enrique Pinti y es la hora del almuerzo no lo ningunean por tener la ocurrencia de querer tomar un café. Por qué. Porque él es Zaratustra bajado de la montaña lleno de verdades que ilumina a la reputisima clase media argentina. Y eso que tiene que ver. Bueno con eso se puede ganar mucha plata y  fama y con fama y guita qué empleado de un aguantadero de maricones y viejas conchetas te va a osar decir nada.
Buscamos otro café o confitería donde tomar un café y unas medialunas. Que parece que desde que los putos y los montoneros coparon el país ya la avenida Santa Fe es una mierda.
Bien.
Entramos a La Farola.
Nos sentamos en una mesa y pedimos café con leche con medialunas.
El mozo no nos echa y toma el pedido.
Un milagro.
No.
Vuelve.
Nos dice que no hay medialunas pero hay vigilantes.
Y me empieza a explicar en que consiste un vigilante.
Yo trabaje casi dos años en la cuadra de una panaderia asi que se que mierda es un vigilante y que parentesco tiene con una medialuna.
Lo corto en seco. Un cortado en jarrito.
Trae nuestro pedido.
Empiezo a tomar el cortado.
Ciento que algo que cae en la cabeza.
Miro para arriba.
El aire acondicionado me esta escupiendo.
Me cambio de silla y tomo el café rápido y me quiero ir a la mierda.
Pagamos y salimos.
Y la puta madre que los parió. En Buenos Aires ya ni se puede tomar un café tranquilo en Santa Fe y Callao.
Vuelvo a casa.
Agarro la mochila. Saludo a mi gato. Y vengo para la librería.
A seguir descuartizando mi biblioteca personal para ver si con mis libros puedo salir a flote o termino de hundirme.
Y acá estoy ahora, terminando otra jornada laboral. En la que estoy vendiendo el tesoro que fui armando durante toda mi vida y que quizá no sirva para nada. Y mientras escribo estas líneas fantaseando que si todo sale mal no me va a quedar otra que salir a la calle con un Tramontina a pedir plata a los transeúntes a cambio de que no les corte la cara, suena en los parlantes de la computadora María Marta Serra Lima y El Trío Los Panchos – que parece que eran mas faloperos que los Stones y los Beatles juntos – tocando el disco Esencia Romántica.
Gracias Maria Marta. Gracias guitarras drogonas pancheras que amo, el  rasgueo de las guitarras del trío lo amo. Si no fuera por ustedes ahora volvia caminando a casa con el tramontina en mano y a media noche me hiban a ver en Crónica TV con esta placa: Librero desquiciado mata a 30 personas con un Tramontina.

 

Columnas anteriores:
 zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s