Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda Juan Pablo Liefeld

Hace unos días que el cuerpo me esta cagando a piñas.
Nada de médicos. Nada de remedios.
Por dos razones. La primera porque no confío en ellos – ni en los médicos ni en la industria farmacéutica. La segunda porque pertenezco a esa parte de la población para la cual médicos y remedios son artículos de lujo a los cuales uno solo acude cuando todo esta perdido – como me sucede hace mas de un año con mi dentadura que cuando vuelva a pisar un dentista ya abre perdido la mitad del comedor y  mi risa se volverá algo siniestra, obscena.
Fumo. Bebo. Y tomo algunas porquerías.
Pero también como semillas, frutas, polen, miel, cereales y cuando cocino – cocino casi todas las noches –  intento cocinar cosas sanas.
En fin.
Hace unos días que el cuerpo me mando a la banquina y paso horas viendo la tele.
Nada.
Voy a contar tres escenas televisivas que vi en estos días que me conmovieron mientras me contorsionaba de dolor como una cucaracha a la que le dieron un chancletazo y la dejaron medio viva, medio muerta.
Primer escena televisiva que me conmovió
Osvaldo Bayer es entrevistado en un canal de cable pedorro. Esta viejo. Esta entero. Es un hombre con ideas propias y coherente. Es para mí ante todo el biógrafo de una de las figuras mas importantes de la argentina del siglo XX, Severino Di Giovanni, un anarquista italiano cuya vida y muerte en la Argentina entre los años 20 y 30 sigue siendo uno de los mejores ejemplos que existen cuando se quiere hacer coincidir teoría y praxis, palabras y actos, y también del costo trágico que esto puede acarrear. Bien. Osvaldo Bayer es consultado por el periodista del programa de cable por el juicio que lleva adelante la familia de Martínez de Hoz, el ministro de economía de la Junta Militar, contra el por calumnias he injurias. Bayer esta viejo y no se amedrenta dice que si pierde el juicio frente a la familia que es por un millón de pesos la justicia le va a rematar lo único que tiene su casa. Y que si esto sucede él se va a ir a vivir a cien metros de su casa. Donde hay una plaza. Y se va a  ir a vivir a la plaza y a dormir en un banco de esa plaza para demostrar lo injusta que es la justicia en este país. No es una postura. Lo esta diciendo en serio. Es Bayer. Es verdad. Eso conmueve. Impresiona. Me hace casi llorar de emoción.
Segunda escena televisiva que me conmovió
Veo en un noticiero a indios del Amazonas enfrentándose con arcos y flechas a  policías con carros de asalto y gases lacrimógenos y balas de goma. Un policía fue internado por los flechazos de un indio. Que querés que te diga eso a mi me parece genial. Y no puedo dejar de recordar los reparos que presentaba Heidegger cuando ponía en duda que el sistema democrático era el adecuado para contener los problemas que presentaba la técnica moderna. Quien puede dudar que Lula en cuanto a avances sociales y sin embargo desde entonces hasta hoy el Amazonas, uno de los últimos pulmones de la tierra, no a dejado de ser destruido sistemáticamente. Con derecha, con izquierda, pero siempre con democracia, claro, pero el Amazonas sigue siendo destruido en pos del progreso.
Esa flecha en el cuerpo del cana brasilero me conmueve.
Tercera escena televisiva que me conmovió
Una madre con su hijo paquero pide ayuda de espaldas a la cámara. El hijo el día anterior le robo a una vecina el pasa cassette. La madre pide ayuda. El chico dice estar arrepentido. La vecina robada le dice al chico que si quiere dejar de drograrse que no se drogue más. Que no le cree nada. Que si roba hay que cortarle una mano. Y si vuelve a robar hay que cortarle la otra mano y así se termina la joda. La vecina era un adulto y era madre y le estaba diciendo a un pibe de 19 años que había que cortarle las manos. Y lo repitió muchas veces a las siete y media de la tarde en la tele.
Columnas anteriores:
 zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s