Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda Juan Pablo Liefeld

Célula maoísta del coro estable del  Teatro Colón de bombachas viejas de elastico vencido
Para María Emilia Orellano y su particular humor para
relatar la vida cotidiana el cual este texto le debe mucho
Voy a reir / voy a bailar / vivir mi vida / lalalala…
Así me levante el lunes.
Cantando Marc Anthony.
Voy a reir / voy a gozar / vivr mi vida / lalalala…
Así empece la semana.
Con la energía de una abeja que sale al campo a buscar las flores de la primavera y cuando vienen los “mosquitos” rociando muerte desde el aire les canta:
Voy a reir / voy a bailar / vivir mi vida / lalalala…
Y así salí a la calle.
Con dos mates en el estamogo y un pucho en la boca.
Tenía que ir primero al Banco Provincia de Santa Fe y Riobamba. A retirar una transferencia de un cliente al que le tenía que enviar un libro al interior.
Ok.
Saco numero.
Espero.
Leo mientras Europa Central de Vollmann.
Shostakovich esta agarrado de los huevos por la policia de Stalin y tiroteado por las balas del ejército de Hitler.
¡Es mi turno!
Voy a reir / voy a gozar / vivir mi vida / lalalala…
Y bailando llego a la ventanilla y saludo a la cajera.
Saco mi documento y se lo doy a la cajera.
Es mi documento original. Lo tengo desde que naci. Es tan viejo como yo.
La cajera lo mira. Empieza a pasar las páginas.
¿Qué es esto?, me pregunta con la misma cara de limón con la que aparece Ezequiél Martínez Estrada en las fotos.
Mi documento, le respondo a la cajera que ahora viendola bien la reconozco, es una celula maoísta del coro estable del  Teatro Colón de las bombachas viejas de elastico vencido.
La muy conchuda no para de pasar las hojas de mi documento cada vez mas violentamente hasta que rompe dos de ellas.
Qué haces, es mi documento.
Esto es cualquier cosa, me dice la bombacha vieja de elastico vencido, para hacer un trámite tiene que presentar el nuevo documento.
No, le digo, el forro de Randaso dijo que el primero del año proximo todos tienen que tener el nuevo documento, así que hasta entonces este es valido.
No, me dice la bombacha vieja, con este documento no puede operar en este banco.
Yo no me voy de aca hasta que no me des mi dinero.
Por favor retirese.
Yo no me voy una mierda. Me das mi dinero y me voy.
Bayase o llamo a seguridad.
Dame mi dinero y me voy, la puta que te pario, soy cliente de este banco desde hace 7 años la concha de tu vieja puta.
Dos de seguridad me piden que me retire que en cuanto pueda me va a atender el gerente.
Salgo.
La gente me mira.
Yo pateo una columna y espero parado.
En mi cabeza ahora suena V8:
Lunes, y nuevamente /en el trabajo estoy/ sólo recuerdo momentos de ayer
/nvivo el bajón de hoy./ para continuar en esta/ estúpida senda/ debo gritar que…/ muy cansado estoy…
El gerente por fin me atiende.
Me vuelve ha hacer la misma escena que la bombacha vieja de elastico vencido.
Discuto.
La peleo.
Necesito mi plata.
$500 de mierda.
Solo eso pido.
Finalmente me da el dinero y me voy.
La utopía de la abejita que sale al prado a recoger polen mientras canta alegre canciones de Marc Anthony a muerto ahogada por los agrotóxicos de los putos porotos de soja.
Para recuperar la templanza voy a una librería de Recoleta donde suelo encontrar maravillas a ver si eso logra devolverme algo de serenidad.
En esa librería se puede escuchar a clientes que comentan que estan por viajar a París o que acaban de volver de Nueva York. Esta atendida por una vieja y el hijo. La vieja al principio me miraba con desconfianza pero luego logre agenciarme su confianza y el hijo sabe de libros, no es un improvisado, sabe lo que vende y sí, sabes que ahí, justo ahí, en medio de esos conchetos los libros no solo son excelentes sino que mucho mas baratos que en cualquier librería de usados de Corrientes. Tienen acento de San Isidro y mucama y los titulos que podes encontrar ahí son increíblemente buenos y baratos. Y saben de libros. Librería El Incunable, Chapeau!
Bajo al sotano, revuelvo, compro algo, subo, charlo de la mierda de las políticas sobre el libro de estos últimos años con el dueño y le pago. Entonces le pregunto por la vieja, por su madre y me dice, mamá murio en diciembre pasado.
Salgo.
Tomo el subte.
Una estación después me bajo.
La bombacha vieja de elastico vencido de la locutora del pito triste de Mauricio Macri dice por los altavoces que el servicio esta interrumpido y la remata con una frase que cada vez que la escucho es como si con un martillito me estuvieran golpeando en los huevos:
Disculpe por las molestias ocacionadas.
Y en el andén un pibe grita:
¡La Razón a voluntad!
En los subtes de mierda del pito triste de Macri se viaja para la mierda pero se puede comprar voluntad por moneditas – igual Randaso vos no te agrandes porque mi familia que usa el ramal Suarez-Retiro todos los días también viajan para la mierda y de paso te facturo lo que los cartoneros no te pueden decir: te fuiste a China a comprar trenes, puto, y no trajiste y un solo vagon para los cartoneros que lo necesitan infinitamente más que la clase media del orto que cuando te postules para presidente no te va a votar ni que les regales botellas de whisky Chivas Regal, forro.
Una vez en la librería chequeo mi Hotmail, mi Factbook, mi Mercado Libre, las estadisticas de LibrosKalish, contesto mails, boludeo en la red un poco y luego empiezo a sacar cuentas de todo lo que devo. ¡Números rojos!
Tengo ganas de tirar todo a la mierda.
Pero no.
Ahí vamos!!!
Cantemos, aguantemos los trapos que la vida vale la pena como canta Sergio Denis con el cual en el 2001 y 2002 tomabamos el tren juntos en Chilavert y los cartoneros y la bombachas de elastico vencido le pedian autografos y el un geltenman, con la misma facha con la que aparecía en la tele se arreglaba el pelo, sonreía y aunque estubiera por entonces en la lona y tenía que viajar con muertos de hambre como mi familia y el resto del vagon sonreía, firmaba autógrafos y dejaba descender a los pasajeros antes de subir el al bagón.
Así que cantemos, carajo, como Sergio Denis, como la abejita amiga de la privamera y la naturaleza:
 Voy a vivir / voy a bailar / vivir mi vida / lalalala…
Así llegué al correo argentino de Angel Gallardo en cuya sucursal suele haber poca gente.
Saco numero.
Cuando es mi turno me acerco a la ventanilla.
Pido una caja numero 1 para enviar al interior el libro de conversaciones de David Foster Walllace.
Me pasan la caja y me retiro a armar la encomienda.
Cuando termino vuelvo a esperar a que la ventanilla que me atendio se desocupe y pueda seguir con el despacho de mi encomienda.
El cliente de mi ventanilla se retira y abanzo solo cuando la empleada me lo indica.
Estoy llenando un formulario.
Y ahí, justo ahí, soy sorprendido por otra célula terrorista de las bombachas viejas de elastico vencido del coro estable del Teatro Colón.
La empleada me consulta si mientras lleno el formulario que no me lleva mas de 30 segundos puede atender a esa señora que esta detrás de mí y tiene que terminar un tramite.
Obvio.
Me pongo a un costado.
Pasan los segundos.
Pasan los minutos.
Empiezo a mover la piernita. A bufar. A moverme haciendo una interpretación libre de ataque de epilepsia dostoievkiana.
Otra empleada que esta libre finalmente me atiende.
No se que me consulta.
Y le disparo:
Estoy intentando enviar un libro pero me corrieron para atender por un segundo a esta señora, y la señalo con un dedo, y me hicieron esperar una eternidad.
La bombacha vieja de elastico vencido me mira y dice, bueno a mi la empleada me dijo que pase y usted me sedio el lugar.
¡Porque era un segundo me dijeron!
Claro, la atacan a una porque es mujer.
Que tiene que ver que sea mujer?
Claro, porque si fuera un hombre no diría nada.
Yo saque un número, hice la cola y espere mi turno, como cualquier hijo de puta del jefe del Papa Francisco.
Machista, me dice.
Qué tiene que ver ubicarse con la misoginia, le respondo.
Y así vuelvo a la librería.
Hecho un manojo de nervios y un boludo en Hotmail me acusa de falta de conciencia de clase por el precio de mis libros.
Y ahí, sí,  ahí, justo ahí, en ese momento de máxima angustia y soledad, que es la misma que padecio Shostakovich durante el sitio de Leningrado, escucho la voz de Fernando Peña que me dice:
Droguese, por favor, droguese, con lo que tenga, con lo que sea, pero droguese, porque en este país la única forma de aguantar es drogandose.
Bonus Track
Este video recuerda la filosa inteligencia humoristica de los Monty Python. La genial inprovisación actoral de los esquech de Alberto Olmedo.
Pero no es un video de los Monty Python. Ni un duelo verbal de Borges y Alvarez en No toca boton.
¡No!
Nada de eso.
Es algo mucho, mucho mejor.
Es el surrealista absurdo arte de  Alfredo Casero, Favio Posca, Rodolfo Samsó, Fabio Alberti, Mex Urtizberea y Diego Capusotto en De la Cabeza y Cha cha cha.
Sí. Pero recargado. Más loco. Más zarpado.
Es el programa de Hora Clave donde Mariano grondona debate de drogas con Samuel “Chiche” Gelblung, Carolina Perin, Enrique Symns, Nicanor Gonzalez del Solar, El Doctor Julio Cesar Araoz (Secretario lucha contra drogadicción y narcotráfico) y Mempo Giardinelli.
Un video para ver una y mil veces!!!!!!
Un video para reir una y mil veces!!!!!
Un video para no reflexionar porque si lo haces te tenes que pegar un corchazo en la cabeza!!!!!!!!!!!!
Video de Hora clave acerca del debate por el Consumo de Drogas (1996):

http://www.youtube.com/watch?v=itdOi4l2TqE

Columnas anteriores de Confesiones de un librero de mierda entrado en este Link:
 zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s