Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda Juan Pablo Liefeld Christian Ferrer Ezequiel Martinez Estrada Borges

La vara de bambú de Wittgenstein (1)
Chuang Tzu
Traducción de Jorge Luis Borges

 

Esto me trajo a la mente tu retrato de las prostitutas, porque, sabes, en general, son vistas como menos, pero le otorgas mucha empatía a esos personajes.
Le tengo mucho amor y respeto a las prostitutas.
Y tratas de mantener las cosas en un plano genuino, y aparte, como dijiste antes, todos somos prostitutos en cierta manera.
Claro, están allá afuera para obtener lo que puedan, y se aprovechan de los tipos ocasionalmente. Les roban, les dan enfermedades, bueno, así es la vida, así es la gente. Y al mismo tiempo, hacen feliz a sus clientes, mantienen juntos los matrimonios, consuelan a la gente solitaria. Pienso que son muy, muy espirituales con lo que hacen.
Fragmento de una entrevista de Tony DuShane a William T. Vollmann

 

A la sombra de una Tumba Federal, existió, cuando yo aun era joven, un Pajarito Loco, que me enseñó todo lo que sé sobre un monje zen rebentado y sus aventuras extraterrestres.
Esta es una de las miles de historias que me contó Pajarito Loco y que te hire contando con el trascurso del tiempo que como el río va, sereno y cristalino en la superficie, demente y caotico en su lecho.
La vara de bambú de Wittgenstein
Una tarde llegó el Monje Zen Rebentado a su humilde y precario prostibulo donde se ganaba la vida regenteando el saber de filosofos, novelistas, poetas y otros boludos de esta calaña y ofreciendolo por dinero en Internet.
Esa tarde, que es la que ahora nos ocupa, el Monje Zen Rebentado, que estaba puteando por no tener plata para comprar miel y polen, wiskhy y cocaína y que si no lograba inventar guita urgente no sabía como mierda hiba a pagar el alquiler y las facturas vencidas, se sentó frente a su vieja computadora, que estaba casi tan hecha mierda como él y que la llamaba: “mi barco pirata”.
Bien.
Resulta que sube a su barco pirata y empieza a navergar esperando que aparezca un hijo de puta que quisiera darle plata a cambio de un libro.
Durante horas se dejo llevar por la deriva del río que va como tu corazón va, latiendo enloquecido por los senderos de la nada.
Y de repente surge un posible cliente.
En su cuenta de Hotmail aparece un nuevo mensaje de Mercado Libre que le anuncia que alguien le esta haciendo una pregunta.
El barco pirata del Monje Zen Rebentado pega un bolantazo rapido de timon y se dirigue raudamete a su cuenta de Mercado Libre.
El cliente quería saber si la biografía de Wittgenstein escrita por Monk y que el vendia tenia un prologo de Tomás Abraham o si no era así por que vendia ese libro anunciandolo pegado a este pensador argentino nacido en las tierras de Drácula.
El Monje Zen Reventado al ver esa pregunta lamento no tener wiskhy para desaparecer dentro de la botella en lugar de tener que seguir dando vueltas toda la tarde en esa calecita de infradotados mentales.
Ok.
El monje Zen medito su respuesta. Mietras se tomo dos pavas de mates y reflexiono que si no era obvio que la biografía de Wittgenstein era de Monk y que si aparecia citado Abraham y un texto de él sobre esta salchicha vienesa del pensamiento, era para que el cliente pudiera leer algo interesante acerca del pensamiento de esta escort independiente  que estaba interesado poseer.
En realidad, intentaba en su prostibulo, no solo vender el saber y la poetica de otros a sus clientes, sino también ofrecerles su propio saber y poetica en forma de columnas semanales y fotos y collages y textos de otros cuya lectura podrian enriquecer al posible comprador que acudia a su prostibulo en busca de determinada puta que lo volvia loco de calentura.
Bien.
Medito.
Cuando tuvo una respueta que le parecio justa volvio a tomar el timon de su nave pirata y se dirigio a responder a su cliente.
Un monje zen que regentea un humilde prostibulo solo puede responder a tu pregunta de la siguiente manera: azotandote con una bara de bambú hasta que brote la sange y tu cuerpo se quede seco de lagrímas. También podría responder directamente a tu pregunta pelotuda para que recibieras de mi el mensaje pelotudo que es el unico que un boludo puede recibir, pero entonces, no sería un buen monje zen, porque estaria haciendo algo peor que flagelando tu cuerpo para conducirte por la buena senda de la nada, en fin, te haria un daño infinito que haria hacer brotar sangre de tu corazon y lagrimas de tu alma. Pero como no estas aquí para flagelarte en vivo y directo con mi bara de bambú te respondo sencillamente que preguntas pelotudas no respondo.
NOTAS
(1)  En verdad el titulo verdadero de este primer cuento así como del resto de los cuentos de esta obra que hasta hoy a permanecido inedita en occidente y cuya traducción  Jorge Luis Borges una vez concluida se nego a publicar en vida condenandola al olvido del cual Libros Kalish recupera he ira publicando en sucesivas entregas, no es correcto. Chuang Tzu titula este cuento Para los amigos todo para los boludos la injusticia, pero como a Jorge Luis Borges le incomodaba el guiño peronista de Chuang Tzu cambio deliberadamente el nombre del título. Sin embargo, respetamos en el cuerpo central como editores de esta obra la traducción de Borges y optamos en esta nota al píe restituir a Chuang Tzu el verdadero nombre que le dio a su cuento.
Columnas anteriores de Confesiones de un librero de mierda entrado en este Link:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Chuang Tzu, Jorge Luis Borges, zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s