Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda Juan Pablo Liefeld Christian Ferrer Ezequiel Martinez Estrada Borges
Alan Pauls y La Patota de Las Bombachas de Elástico Vencido

 

Para Gonzalo Basualdo que fue mi primer contacto de afecto y amistad cuando me embarque de polizon por los pasillos y aulas de diversas carreras de la UBA buscando quizá eso un amigo como Gonzalo y la gente de elinterpretador

 

Todo transito es al mismo tiempo un corte, toda ganacia una perdida.
Acercamientos, Ernst Jünger
Porque dentro, del corazón de los hombres, porceden los pensamientos malos, fornicaciones, hurtos, homicidios.
Marcos 7:21.
… supe mientras se me revolvían las tripas que nuestro final feliz estaba a punto de dar un giro fatal.
Desenamorarse, Larry Brown.

 

Microcentro.
Un departamento de la calle Esmeralda desde donde se puede ver el Obelisco petiso y erecto.
El baño de las fiestas del 15C.
La puerta está cerrada.
En su interior no hay menos de 50 personas.
En la bañera los equipos de sonido de Luis Pompa.
El muñeco de Borges de la confitería La Biela prófugo de la justicia y cartonero (1) esta tocando un set de música house.
Detrás de Borges, en la bañera, se apelotonan Luis y algunos de sus hermanos y primos y Pancho y Lucas y algunos integrantes de La Joven Guarriors y Cheever y Carver y el mozo Queen de la confitería Atenea y El Peruano del baño del Atenea.
En las baldosas que hay entre la bañera y el inodoro, y entre la puerta y la pileta se apelotonan el resto de las personas. Incluso hay gente haciendo equilibrio sobre el bidé.
El aire está viciado.
Ringo, el perro atorrante que posee el don de la palabra y patrulla las calles de Buenos Aires con el muñeco de Borges con un changuito de supermercado curtiendo el negocio de la basura under, se abre paso a los tarascones entre la multitud y grita:
¡Leadys an sheltelman, sean bienvenidos a otra función del siempre del siempre explosivo y sorprendente y mágico mundo del show de El Muñequito Liefeld Puteador! ¡Y en esta ocación acompañado de Las Salchichas Salvajes del Magical Mystery tour!
Ringo levanta la tapa del inodoro y surge de su interior cabalgando un súper pancho con mostaza, mayonesa, kétchup y lluvia de papas fritas El Muñequito Liefeld Puteador.
¡Dale Power, cambiame la música!, ordena Ringo con la gracia eterna de ese héroe olvidado del rockanrrol de los 60 que fue Johnny Allon cuyo pasado a quedado sepultado bajo los escombros de su personaje televisivo así como Los Luditas – Los Destructores de Máquinas – quedaron sepultados bajos los escombros de la ultima Playstation y el televisor LCD de 84 pulgadas 3D Ultra HD, con resolución de 3840×2160 píxels!
El muñeco de Borges, cambia la música, enganchando con la elegancia de un 최태건 o de los Carisma Esencia Enamorada de María Marta Serra Lima con El Trío Los Panchos y El Muñequito Liefeld Puteador cabalgando el super pancho completo comienza su show.

 

Antes que nada quiero agradecer a todos los que han venido a esta fiesta del 15C a solidarizarse conmigo luego de los brutales aprietes y los intentos criminales de LaPatota de Las Bombachas de Elástico Vencido de la Revista Mujer mandadas por Alan Pauls para que renuncie a ejercer mi hablar franco.
Gracias, totales.
Para los que no están al tanto que desde el jueves cuando subi a Facebook un análisis filoso y brillante sobre la vida y obra de Alan Pauls condenándome desde entonces a un biodrama que me persigue como la sombre terrible de Facundo pego en nota al pie mis palabras vertidas en esta red social (2).
Bien.
Quiero decir que ese mismo día, también en esta red social, vertí unas breves palabras sobre el vienes Karl Kraus y la realidad política argentina, la cual no mereció que un pedo en un colectivo lleno, donde todos nos miramos culpables e inocentes. (3)
Ok.
Ahora bien, si Karl Kraus era alguien que la crema de la crema de la Viena del 900 y pelotudos de la talla de Wittgenstein, Benjamin o Freud le presaban oído, parece que entre la inteligencia argentina cien años más adulta y convencida en el progreso y superación continuo e ilimitado del hombre y la historia y sus ideas y contradicciones este viejo cachivache de la Viena de los Hasburgos es algo tan anticuado y zonzo como las fotos porno de las chicas regordetas que se consumían en la época de Die Fackel.
Pero, deslizo unas palabras sobre Alan Puals y me vuelvo un terrorista al que se le pone precio a su cabeza.
Desde entonces mi mamá me retiro el saludo.
¡Mí mamá!
La tía Marta me invito a que este año no me haga presente en el asado de navidad donde la familia se reúne como todos los años deponiendo diferencias y persiguiendo la máxima del programa de Gillermo Franchella y la familia Benbenuto: ¡Y al final… lo primero es la familia!
En la puerta de la Libros Kalish hay cuatro gordas en un auto desde el jueves esperando que asome por la librería que si dejo que me pongan una mano ensima esos monstruos con el primer sopapo que me ponen me tienen que juntar con cucharita.
El baño de la confitería Atenea donde suelo juntarme a beber con Cheever y Carver, Borges y Ringo, fue objeto de un incendio “accidental” que redujo la confitería a cenízas – como el tema que canta la Gorda Serra Lima con Los Panchos.
Mi novia cambio las llaves de la serradura y no me atiende el teléfono.
Cuando atiende y escucha mi vos, simplemente dice, equivocado.
Le grito desesperado, ¡soy yo!
Y por toda respuesta recibo del otro lado del tuvo el pi pi pi de una llamada que termino.
Mi amiga Julieta Caballero que este sábado festeja su cumpleaños en San Andrés – partido de San Martin – me mandó un mensajito de texto a mi celular donde me informaba que suspendia su cumpleaños pero entro en su Facebook y descubro que gente que conozco le pregunta si puede caer con amigos y ella les responde que obvio, que vengan todos, que va a estar buenísimo.
Desesperado, sin saber a dónde ir ni a quién recurrir, jugué mi última carta y fui a lo de amiga de toda la vida Fernanda. Como tengo las llaves de su casa y tocarle el timbre y esperar a que me atendiera se me antojaba que me volvía un blanco móvil fácil de bajar como un patito de feria con un rifle de aire comprimido, entre directamente.
Al verme, mi amigo, me pidió las llaves de su casa y me propuso que me hiciera a un costado con el proyecto que llevamos a cabo con ella y otros amigos de hacer un documental sobre Enrique Symns.
En fin.
Desde que deslice unas breves líneas sobre Alan Pauls mi vida se desmorono con la misma facilidad con la que un niño derriba un castillo de naipes.
Incluso amigos de fierro como Sebastián Hernaiz o Hernán Sassi o el psicoanalista Sebastián Cariola hace días que los llamo por teléfono y les mando mensajes y no recibo mas que un silencio pesado como una lapida y me he acercado a sus domicilios en busca de refugio y contención y sus puertas han permanecido cerradas a cal y canto a pesar que me volví loco implorando ayuda y solo conseguí la amable invitación a ratirarme si no quería ir a que me rompieran el culo en una celda de la policía que acudió al lugar llamada por mis amigos o sus vecinos.
Estos son los hechos.
Esta ahora es mi vida.
Una pesadilla sin fin ni retorno ni final feliz por decir dos boludeces de Alan Pauls.
Un biodrama donde sin darme cuenta active los mecanismos criminales de La Patota de Las Bombachas de Elástico Vencido de La Revista Mujer.
Alan, aunque arrojes sobre mí las hienas del Comando de Elite Ladysoft Premium. Aunque tenga que exiliarme y vivir encerrado en una pieza de embajada para no exponerme al fanatismo de Las Bombachas de Elástico Vencido. Aunque ya no vuelva a ver a mi gato René ni tenga mas techo por las noches que la intemperie ni mas certeza que la confirmación del aliento de mis perseguidores respirándome en la nuca.
Alan, sí, pague un costo alto por ejercer la palabra libremente.
Alan, una noche en canal 2 me presentaste una peli de Woody Allen, Dos extraños amantes. Luego Zelig y luego Septiembre y la cuarta no la recuerdo.
¿Sería Manhathan?
No se.
Ya no importa.
Pero el impacto de Dos Extraños amantes fue central y lo cambió todo para el chico que estaba en la cocina de ese hogar metalúrgico docente bonaerense – como el de Juan Diego Incardona -.
Como vez, puedo, separar la paja del trigo.
Alan.
Sostengo lo dicho.
Como la peli que vi de pequeño cuyo titulo ahora te enrostra que tus Patotas de Bombachas de Elastico Vencido no pueden con mi palabra soberana:
Retroceder nunca, rendirse jamás.

 

Y con las guitarras de Los panchos rasgando  acordes que desgarran el alma y María Marta cantando:
Qué breve fue tu presencia en mi hastío,
Qué tibias fueron tus manos, tu voz;
Como luciérnaga llegó tu luz
Y disipó las sombras de mi rincón.
Y yo quedé como un duende temblando
Sin el azul de tus ojos de mar
Que se han cerrado para mí
Sin ver que estoy aquí
Perdido en mi soledad.
Ringo, aprieta el boton del baño hundiendo a El muñequito Liefeld Puteador con superpancho y meo de cerveza al corazón de la ciudad.
Y  Ringo le dice a Borges:
¡Dame Power, cambiame la musica!
Notas
(1)  El origen de esta historia  se narra en Borges y Bioy (o las desdichas de dos perros sarnosos) publicada en  Confesiones de un librero de mierda
 (2) Alan Pauls no se rie nunca. Si uno busca fotos suyas jamás aparece con una risa franca y abierta. Esto no se debe a que es un intelectual serio, una suerte de Roland Barthes en Disney Channel. A que es un prosista que jamás olvida que solo puede escribir bien y entonces como Funes el memorioso solo puede cagarla cuando tiene algo que contar. No. Nada que ver. El misterio de por qué Alan no rie nunca me lo revelo una tarde un puto amigo – que como todo puto para estas cosas tienen un ojo clínico. Alan Pauls nunca se rie o mejor no se deja ver en publico riendo de forma abierta y franca porque tiene una sonrisa fea. Y aca viene la maldad sofisticada de un puto – en este caso amigo – haciendo una operación critica: si te fijas la risa de Alan es la misma que la de Sergio Denis. Ambos se conocen de cuando Alan Pauls y Marcelo Tinelli eran pollos de Juan Alberto Badía en un boliche que tenia este en canal 13 los sabados por la tarde y Sergio Denis un hombre con lo que hay que tener – recuérdese que Susana GImenez solo sale con hombres bien dotados, únicamente, y Sergio fue su amante en los 70 – paraba en ese boliche de Badia y compañía en la cúspide de su estrellato musical. Y Alan de pibito aprendió gracias a Sergio Denis que cuando uno tiene una sonrisa fea aunque sea lindo, y alan lo es, solo puede reir de forma abierta y franca si es muy hombre y ser muy hombre aquí debe traducirse a tener un sifón Drago como el que cargaba Pappo Napolitano.
(3) Asi como en la batalla sobre los medios desatada por la Ley de Medios en su momento me llamo poderosamente la atención que nadie tomara el Diario de la Argentina de Jorge Asis o que cuando se debatio la ley de Matrimonio igualitario jamas se menciono a John Boswell, ahora, hoy mientras hacia una cola quilometrica para pagar el gas vencido de la libreria que sino me lo cortaban me di cuenta que tanto Los Unos como Los Otros ninguno jamas menciono a Karl Kraus. Y yo pregunto a… ponele que Sabatela, Ricardito Foster, Sandra Ruso y la Presidenta o a Tomas Abraham, Beatriz Sarlo, Jorge Lanata y Hector Magnetto, amiguitos, les pregunto de honda, nunca escucharon hablar de Karl Kraus, no se, se las tiro porque creo que algo tiene para decir sobre la libertad de prensa y los medios de comunicacion, no??? no, evidentemente no, bueno sigan en la pavada, que estoy seguro de Daniel Hadat ya cerro negocios para los proximos 10 años y lo festejo porque el en lugar de engancharse el la boludez universal sabe que cuando Karl Kraus escribio este aforismo “así como todo hombre puede convertirse en periodista no así toda mujer puede volverse puta”, el Dani lo entendio y en lugar de engarcharse a la pabada se pone su puterio al hombro y labura en serio.

 

Columnas anteriores de Confesiones de un librero de mierda entrado en este Link:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Confesiones de un librero de mierda

  1. Pingback: Confesiones de un librero de mierda | Libros Kalish – Librería online

  2. Pingback: Confesiones de un librero de mierda | Libros Kalish – Librería online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s