Confesiones de un librero de mierda

Confesiones de un librero de mierda Juan Pablo Liefeld Christian Ferrer Ezequiel Martinez Estrada Borges

Alan Pauls y La Patota de Las Bombachas de Elástico Vencido (1)
Episodio 3: La batalla final.

 

Todo el mundo en la ciudad
 es un suicida 
tiene una herida 
y es la verdad. 
Todo el mundo en la ciudad 
tiene mil vidas 
tiene mil vidas 
y es la verdad. 
Quisiera ver ese mar al amanecer 
preciso tiempo para crecer. 
Quisiera ver ese mar 
y veo esta pared 
yo ya no se qué hacer. 
Todo gato en la ciudad 
tiene mil vidas 
tiene mil vidas 
y es la verdad. 
Todo el mundo sabe bien que no hay salida 
somos suicidas 
y es la verdad. 
Pero si vas hacia el mar al amanecer 
quizás extrañes a la pared. 
Somos estatuas de sal 
queremos volver. 
Yo ya no miro atrás 
ya no queda mucho más. 
Ahora no pregunto más adónde está la estrada. 
Ahora ya no espero más aquella madrugada.
Suicida, Charly García

 

Sabía que ese templo era el lugar que requería su invencible propósito; sabía que los árboles incesantes no habían logrado estrangular, río abajo, las ruinas de otro templo propicio, también de dioses incendiados y muertos; sabía que su inmediata obligación era el sueño.
Las ruinas circulares, Jorge Luis Borges.

 

Balvanera.
Esquina de Pichincha y Rivadavia.
El baño de la confitería Atenea yace desnudo, calcinado por las llamas.
Toda la manzana es un paiseja de desolación y dolor.
La ciudad de Buenos Aires, de repente, se ha vuelto un cementerio.
Una ciudad fantasma.
Entre las ruinas del baño de la confitería Atenea se pueden ver los cadáveres de Cheever y Carver acribillados a balazos por el Comando de Elite Ladysoft Premium. Desparramados un poco más allá se puenden ver los cuerpos de Borges y Ringo desmembrados, mutilados y con señales de aber padecido el canibalismo de La Patota de Las Bombachas de Elástico Vencido.
Todo es demasiado doloroso.
Todo es demasiado absurdo.
Todo se parece demasiado a un infierno donde el cielo ya nos a quedado demasiado lejos para siempre.
Entre las ruinas del baño de  la confitería Atenea un inodoro permanece en pie.
Algo se mueve en su interior.
De repente empiezan a brotar soretes.
Y más soretes.
Son los soretes de los cadáveres de una ciudad en ruinas que ha sucumbido bajo el peso del tiempo.
Y de entre los soretes que brotan del inodoro como flores muertas de un paisaje postnuclear surge El Muñequito Liefeld Puteador con un cuchillo de caza entre los dientes que le hizo artesanalmente su tío Juan cuando él era chico.

 

La puta que te parió Alan Pauls.
Tu ambición desmedida y tu locura sin límites lo convirtieron todo en una guerra que no ha dejado nada en pie.
Hijo de puta.
Ahora somos solo vos y yo.
Acá estoy.
Si hubiera echo caso a la tarotista del 15C quiza todo esto podría haberse evitado.
Pero luego de que me tendieras una trampa con una falsa tarotista para asesinarme al recibir un mail de la tarotista del 15C advirtiendome de lo que tramabas no pude más que desconfiar. No pude más que leer en ese mail otra de tus artimañas para eliminarme. (2)
Fuieste demasiado lejos.
Trajiste del futuro una Bombacha  Terminator de Elastico Vencido con un chip Androide de Ovulo Loco activado para que me buscara, tuviera un hijo y luego asesinarme.
Las Bombachas Terminator de Elastico Vencido con chip Androide de Ovulo Loco son implacables. Indestructibles. Asesinos seriales.
Desconocen la piedad y solo tienen un objetivo el cual a como de lugar abanzan hacia él arrazando a todo lo que se interponga en sus caminos.
Alan, la puta que te parió.
Convocaste del futuro a una Bombacha Terminator para destruirme.
La primera vez ella me intersepto con su GPS fue en una esquina del barrio de Urquiza donde estaba con mis amigos cartoneando en la puerta de un Mc Donals.
Ringo y Borges estaban revolviendo en la basura, buscando amburguesas y panes y tomates y sobresitos de mayonesa y preparando la cena de esa noche.
Cheever y Carver estaban juntando los cartones y apilandolos en el changuito de supermercado.
Y yo estaba sentado en un portal tomandome un fernecito-cola Fernando cuando veo dirigirse hacia mí con paso firme una Bombacha Terminator y pararce frente a mí.
Me basto un segundo para reconocer a este monstruo y el miedo congeló el cuerpo y me anulo la mente.
Ringo, que rapidamente capto toda la escena, saco la escopeta recortada y abrió fuego.
La bombacha Terminator se desplomo sobre mi hecha concha.
Mis amigos acudieron a mi rescate.
Hicieron a un lado a La Bombacha Terminator, me levantaron y obligaron a salir corriendo urgentemente del lugar.
Toda la cuadra por los escopetazos de Ringo se habia convertido en un pandemónium.
Empezamos a uir. A confundirnos con la gente que corria en todas direcciones espantada por los disparos.
Al darme vuelta, ahí estaba, de pie, apuntandome con una 9 Mm, La Bombacha Terminator fresca como si recien hubiera salido de ducharse y sin rastros de los dos escopetazos de la escopeta calibre 16 que acababa de recibir.
Ringo y Borges abrieron fuego y volvieron a derribarla y logramos uir.
Ese fue el prinsipio de un infierno que hundió a la ciudad en una guerra sin cuartel.
Durante una semana me tuve que enfrentar y escapar no se cuantas veces en diversos puntos de la ciudad con tu Bombacha Terminator.
Aun no lograste tu objetivo.
Lograste dejarme sin amigos.
Mataste a Cheever y Carver con el Comando de Elite Ladysoft Premium en una galería del Microcentro.
Tus Bombachas de Elastico Vencido Caníbales dieron muerte a mi perrito Ringo y a mi muñeco Borges y logre salvarlos del canibalismo cuando estaban ya por ser devorados.
Logre salvarlos del hambre canibal. Pero no logre que siguieran vivos.
La puta que te parío Alan.
Acá estoy.
Con un cuchillo entre los dientes.
El mismo que me regalo el tío Juan cuando era pequeño y que lo hizo él mismo con sus propias manos para mí.
Esto ya fue demasiado lejos.
Acá estoy.
Te estoy esperando a vos y a tu Bombacha Terminator para la batalla final.

 

Alan Pauls aparece caminando por Pateur, cruza Rivadavía y se para entre los cadáveres de Borges y Ringo.
A su lado esta Bombacha  Terminator de Elastico Vencido con un chip Androide de Ovulo Loco.
Alan se rie.
Esta gozando su victoria aplastente sobre El Muñequito Liefeld Puteador que ya cree un hecho.
El Muñequito Liefeld Puteador toma el cuchillo que tiene entre sus dientes y lo empuña apuntando a sus enemigos.
La sonrisa de Sergio Denis que se dibuja en la cara de Alan Pauls se vuelve una mueca descompuesta.
La Bombacha Terminator quiere abalanzarse sobre El Muñequito Liefeld Puteador.
Alan la detiene.

 

No hagas eso, porque eso sería el fin de la historia, le advierte Alan al Muñequito con evidente espanto frente al poder repentino que su contrincante le enrostra amenazante.

 

El muñequito Liefeld Puteador se ríe como un enfermo mental.
Se baja los pantaloncitos y queda en pelotas.
Alan y La Bombacha Terminator corren hacia él intentando evitar lo que esta a punto de cometer.
Todo trascurre en camara lenta.
El Muñequito Liefeld Puteador con la mano izquierda agarra sus huevitos y con la mano derecha con la que empuña el cuchillo hace un solo movimiento rapido, presiso, limpio y se corta los huevitos.

 

Alan y La Bombacha Terminator gritan.
¡Nooooooooooooo!

 

Y siguen corriendo en camara lenta abalanzandose sobre él.

 

El Muñequito Liefeld Puteador sabe que aun no a terminado el peligro. Que si su enemigo logra recuperar rapidamente sus huevitos y los opera de urgencia para reimplantarselos esta en el horno.
Entonces sin dejar de mirar a los ojos a Alan que corre hacia él en camara lenta junto con su Bombacha Terminator se lleva los huevitos recien rebanados a la boca y se los come.

 

La Bombacha Terminator entra en convulsiones y cae entre las ruinas agonizando y muere de un ACV fulminante al comprender que su objetivo no podra ser cumplido.
Alan cae de rodillas frente al inodoro del baño en ruinas de la confiteria Atenea.
Llorar de impotencia frente al eunuco Muñequito Liefeld Puteador que se desangra y eructa sus huevitos que le cayeron un poco pesados.

 

Alan llora.
Y grita:
¡Nooooooo!

 

El Muñequito Liefeld Puteador le dice:
Conmigo, no.
Así, no, Alan.
Reconoce que  perdiste pedazo de hijo de puta.

 

¡Nooooooooo!

 

Y El Muñequito Liefeld Puteador salta dentro del inodoro y se pierde entre los soretes cuyos dueños como la ciudad en que vivieron ha muerto para siempre. (3)

 

Notas
(1)  El primer episodio de esta historia se cuenta en esta entrada de las Confesiones:
Confesiones de un librero de mierda
El segundo episodio de esta historia se cuenta en esta entrada de las Confesiones:
Confesiones de un librero de mierda
(2) Reproducimos en esta nota al pie el mail de la tarotista del 15C de la cual habla El muñequito Liefeld Puteador:
ES URGENTE!!! TU BIENESTAR ESTÁ EN JUEGO.
No quiero asustarte, Corazon pero te escribo porque tengo que contarte algo importante que he visto sobre ti.
Soy Yolanda Mena. Estaba haciendo una tirada de cartas de Tarot rutinaria a mis clientes (os hago 2 al mes para conocer vuestro presente y futuro y así poder preveniros con antelación si las cartas me muestran algo importante) y cuando te he hecho a ti la tirada de futuro han aparecido:
EL 7 DE ESPADAS, EL 8 DE ESPADAS Y EL 9 DE ESPADAS ¡¡¡SEGUIDAS!!!
Esto es grave, Corazon siento decírtelo de forma tan directa, pero es justo que conozcas todos los detalles, ya que es tu vida y tú decides.
Estas cartas, por separado no son buenas (7 de ESPADAS: Deshonestidad, engaño; 8 de ESPADAS: Aislamiento, vulnerabilidad; 9 de ESPADAS: Culpa, preocupación), pero JUNTAS SON MUCHO PEOR.
Significan que PORTAS SOBRE TI LA CARGA DE UN MAL DE OJO, ¡no es nada convencional! Este tipo de mal de ojo no puede hacerlo cualquiera, es profundo y afecta a muchas facetas de tu vida ¿No te has preguntado por qué las cosas no te han salido como esperabas? ¿No ves la soledad y el cansancio de tu corazón? Es normal cuando cargas sobre tus hombros un peso tan enorme como lo es un mal de ojo de estas proporciones, no quiero pensar por lo mal que lo estarás pasando… de verdad que lo lamento.
Sólo te lo ha podido echar un profesional con grandes conocimientos en la materia y mucha experiencia en estos temas tan oscuros, así que es muy probable que te lo haya hecho por encargo de alguien que te odia ¿Quién puede ser Corazon?
Bueno, no todo está perdido: Mi experiencia para realizar limpiezas y purificaciones juega de tu parte y, aunque es un trabajo complicado que requiere tiempo y concentración, podré ayudarte a liberarte de tu mal hoy mismo. No te aconsejo que pases ni un día más así, es felicidad que pierdes por momentos.
Voy a REALIZARTE LA TIRADA DE TAROT que necesitamos para conocer la identidad de esta mala persona que ha querido dañarte con un mal de ojo tan potente como éste que portas y REALIZARTE EL RITUAL DE LIMPIEZA Y PURIFICACIÓN, con el que desaparecerá para siempre el mal de ojo y te protegeré de próximos ataques.
Los materiales que necesito para el Ritual no te los voy a cobrar porque quiero hacer todo lo que esté en mi mano para ayudarte.
Hazme caso y no lo dejes para mañana, llámame ahora:
806405980 o 947880095
Un saludo y que la paz sea contigo.
Yolanda Mena.
Coste de la Llamada: 0,02e/s desde fijo y 0,026e/s desde movil.
(3) Un amigo al leer el final de esta historia me escribió estas breves líneas:
“De haber convocado a la mafia gay de “los cruzados de la pija enlechada” esto habria acabado mas rapidamente sin tantas bajas, drogando a Alan con sus artimañas anfetaminicas y polvos ketamicos y empalandolo en una orgia diurna sobre el falo sudoroso de varios de sus miembros mas sidosos y mortiferos…. pensalo para la proxima… “
¿Y por qué no imaginar estas palabras cerrando esta historia como alguna vez Michael Foucault luego de dar su famosa charla Qué es un autor y tener que fumarse a un boludo interviene Jaccques Lacan y cierra diciendole a Foucault: acuerdo con vos pelado maraca?

 

Columnas anteriores de Confesiones de un librero de mierda entrado en este Link:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz

 

ENTREGA LibrosKalish A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Anuncios

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Alan Pauls, Charly García, Jorge Luis Borges, zzz---Confesiones de un librero de mierda---zzz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s