Mapa narcoprostibulario de Carrefour – Capítulo II

Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once
Mapa narcoprostibulario de Carrefour
El precio más bajo garantizado de Once
II

 

¿Le puedo hacer una pregunta: no tendría dos pesos para darme?
Tengo El inconsciente en la mano.
Hace un momento entro a la librería de Avenida de Mayo una chica preguntando por Padre rico, padre pobre de Robert Kiyosaki y Sharon Lechter.
Se lo había prestado su hermano para leer y se le estropeo y quería devolverle un ejemplar en buen estado.
El librero le responde que no lo tiene.
Estoy en El túnel de Buenos Aires.
Su dueño, es un viejo librero con oficio. Es como Bigote, el dueño de Brujas, un buen tipo que da gusto saludar.
¿Le puedo hacer una pregunta: no tiene dos pesos para darme?
La pregunta es la segunda vez que la escucho.
Hace unos minutos atrás en otra librería.
Y ahora se repite la escena.
Con El inconsciente en la mano vuelvo a mirar al linyera.
Esta limpito. No tiene olor. Tiene una edad indefinida. Parece un gaucho. Podría interpretar a Martín Fierro o a Inodoro Pereyra.
¿Si tengo dos pesos?, le responde el dueño de la librería.
Sí, ¿tiene dos pesos?
El librero extiende la mano con un billete de dos pesos y el linyera lo toma.
Muchísimas gracias, que tenga un buen día, dice el linyera y se retira.
Ok.
Me acerco al mostrador y le pido que me cobre el libro que tengo en las manos donde se reproduce el Coloquio de Bonneval y cuya parte más jugosa del libro son las discusiones que le siguen a las ponencias donde discuten Jean Hyppolite y Jacques Lacan.
Pago y le hago un comentario acerca la chica que entro buscando Padre rico, padre pobre.
Hay que tener ganas de leer esa porquería. ¿Para qué quiere recuperarlo? Le haría un favor a su hermano si no se lo devuelve jamás.
Tal cual, me dice el librero.
Es un libro que se vende como pan caliente, una de esas porquerías eternas que la gente lee como si fuera La Biblia.
Al salir a Avenida de Mayo me lo vuelvo a cruzar al gaucho linyera que entra a los negocios pidiendo ni cien ni uno ni mil sino dos pesos.
Lo miro.
Su rostro es amable.
Debajo de su sonrisa infantil debe haber un campo de batalla sembrado de cadáveres, imagino.
Pero sonríe.
Y parece feliz.

 

En los Links que siguen se pueden leer las Confesiones de un librero de mierda y Las Chicas de Letras se masturban así:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz
Las chicas de letras se masturban así. Obras Completas sin editar – Elsa Kalish

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s