Sábados de súper acción – Segunda temporada

Copia (2) de Copia de Sebald Borges Vollmann Charly Garcia Lisa Ann
Para este collage se utilizo a Nick Cave y los Bad Seeds, Jorge Luis Borges, William T. Vollmann, fotos del fotógrafo Rodrigo Ruiz Ciancia, Kate Moss, Kurt Gustav Wilckens, Simón Radowitzky, una mala novela de Ellroy, folletos de supermercado, W. G. Sebald, Charly García, Ricardo Darín, Fátima Florez, un fletero, Mauricio Macri, Ava Addams, un collage que hice para Norberto Ruso Verea, Lisa Ann, la abuela Elsa Kalish, Severino di Giovanni, musulmanes del gran campo de concentración que es hoy este mundo, toda la perversión mortifera de los creativos publicitarios, un Muñequito Liefeld Puteador, una instalación de supermercado Coto, Miles Davis, Roberto Fontanarrosa con el gaucho Inodoro Pereyra y el perrito Mendieta, Hitler,  un Pibe Chorro de un blog donde suben sus fotos posando con armas pibes chorros y las bolsas que le daban a Nick Cave al subir a un avión para vomitar.

 

SHAMELESS. Ratas del Conurbano Bonaerense
Bonus Track: Necesito un amor de Manal

 

Bajo por el ascensor.
Dos días sin ver la calle.
Salvo en un operativo fugaz en el voy a buscar alcohol y puchos.
Vengo golpeado y que Mercado Libre me suspenda 10 días me deja sin piernas.
Por eso no quiero ver la calle. Porque si Dios realmente no existe o es el hijo de puta que yo siempre sospeche que es a fin de mes me quede en la calle.
En medio de la desesperación hago lo que yo se que tengo que hacer y que mi analista Vanesa Otero me recomendó el otro día que haga: escribi, saca fotos, hace collage, agarrate de eso es lo único que te queda.
Así que después de dos días de caminar por los techos salgo a la calle.
Es lunes a la tarde y tengo hambre. La última vez que comi comida fue el sabado a la noche en el cumpleaños de un escritor y editor argentino. Desde entonces aunque vivo rodeado de un catálogo de libros que la editorial Gallimard me envidiaría no he logrado vender un puto libro.
Bajo, recién bañado y con el calzoncillo más limpio que tengo: 5 días de uso.
En mi mano tengo la bolsa de la basura.
Cuando logro llegar a la calle encaro para el container de la basura.
Y cuando estoy por levantar la tapa el container me abre él solo la tapa.
Un chico de unos veinte años esta dentro.
Lo saludo y el me pide que no tire la bolsa dentro. Se la doy y el la abre y empieza a revolver dentro de mi basura.
Lamento infinitamente no poder registrar esta escena fotograficamente.
Empiezo a caminar para la esquina de ayacucho y corrientes.
Me cruzo con el compañero del chico que esta dentro del container de la basura como si fuera El Chavo del Ocho y me pide una moneda.
Le digo que no tengo un mango y que probablemente el mes que viene este revolviendo basura igual que él.
El pibe me dice que me pidió con respeto una moneda, que no me quizo ofender.
Sigo caminando.
Me detengo.
No me puedo permitir que ese chico me malinterprete.
Tengo que hacer el esfuerzo de hacerme entender con él.
Qué yo le diga que el mes que viene quiza este revolviendo basura con él vestido impecable y con ropa de marca no es verosimil a sus ojos.
Pero es cierto.
La realidad no siempre es verosimil.
Así que vuelvo sobre mis pasos.
Lo encaro.
Y le digo:
¿De donde sos amigo?
De Caraza, me dice.
Bueno, yo soy de Suarez.
Que yo hoy pueda estar bajando de un departamento y que vos estes revolviendo basura en la puerta de casa, es anegdotico, le digo
Somos dos ratas del Conurbano, le digo.
Fumas, le pregunto.
Sí, me dice.
Voy al kiosco de la esquina de Ayacucho y Corriente.
Compro dos atados de cigarrillos.
Yo fumo dos atados de cigarrillos por día. De piso. Y puedo llegar a fumar 7 u 8 atados.
Vuelvo y le doy uno de mis dos atados.
Y encaro para el Centro, para la calle Corrientes.
Voy a la deriva.
Soy un barco en medio del océano sin víveres.
Voy sacando fotos.
Cuando llego a Corrientes y Callao me vuelvo a encontrar con los dos chicos que tropecé en la puerta de casa y a uno le di mi bolsa de la basura y al otro uno de mis atados de cigarrillos.
Y entonces al volverlos a ver diez minutos después revolviendo en otro container de basura veo lo que entonces no vi: que los dos chicos llevan en el carrito cartonero bonaerense un nenito de dos o tres años.
Así de puta es la vida la concha de tu hermana.
Y sigo caminando.
Bajo por Corrientes.
Susana Jiménez esta por empezar una nueva función.
Le saco unas fotos a un seguridad que esta sentado en el hall de un edificio de la cuadra del Complejo la Plaza y al darse cuenta que lo estoy fotografiando se levanta y se me viene al humo.
Empiezo a caminar rapido. El tipo me sigue y me quiere agarrar. Entonces empiezo a correr hasta perderlo de vista.
Dos días chupando y fumando y sin tener idea de cómo pagar el alquiler y un seguridad corriendome para pegarme me han dejado sin aire.
Cuando me repongo sigo caminando, sigo buscando imágenes, sigo pensando, sigo entrando en las librerias de Corrientes estudiando el negocio.
Entonces llego a una librería cuyo dueño tiene un convenio con la Biblioteca Nacional para publicar una colección de ensayos sobre grandes pensadores. Wittgenstein, Foucault, Heidegger, Deleuze, Benjamin, Lacan y otras Bestias de ese calibre.
Estoy revolvolviendo en su local.
Es feriado.
En el local estan solo el dueño y un empleado.
El tipo tiene si no me equivoco 5 locales y ahora esta detrás del mostrador.
Y entra una rata del Conurbano como yo.
Se dirige directo a la caja y encara al dueño.
La Rata del Conurbano no puede saber que ese tipo que esta detrás del mostrador es el dueño.
Yo sí.
Entonces la Rata del Conurbano le pide una ayuda para un comedor de chicos.
Y el dueño de la librería, de esta y de otros cuatro locales y de una colección que cohedita con la Biblioteca Nacional le dice:
Tendrías que venir mañana, porque hoy no esta el encargado.
Y volví corriendo a mi casa.
Para contar esta historia.
Y para decirte a vos y a todos los que son como vos:
Que a las Ratas no nos gusta que nos mientan, que nos duele y que seas un hombre y si no queres o no pedes ayudarlo desilo, hacete cargo de tus palabras y tus actos, se un hombre o una mujer y decile a la rata: soy el dueño y no te quiero ayudar o no te puedo ayudar, pero no le mientas diciendo que no esta el encargado, porque las ratas del conurbano tenemos sentimiento y cuando nos mienten nos volvemos locas de rabia y te podemos comer el higado con nuestros dientes sucios, manchados, horribles como tus mentiras.
DSC03960 DSC03961 DSC03963 DSC03964 DSC03972 DSC03978 DSC03979 DSC03987 DSC03988 DSC03994 DSC03999 DSC04001 DSC04014

En los Links que siguen se pueden leer las columnas Mapa narcoprostibulario de Carrefour, Confesiones de un librero de mierda, Las Chicas de Letras se masturban así y Sábados de súper acción:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz
Las chicas de letras se masturban así. Obras Completas sin editar – Elsa Kalish
Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once
Sábados de súper acción

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Gilles Deleuze, Jacques Lacan, Ludwig Wittgenstein, Manal, Martin Heidegger, Michel Foucault, Nick Cave, Rodrigo Ruiz Ciancia, Sábados de súper acción, Shameless, Walter Benjamin, William T. Vollmann. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s