Sábados de súper acción – Tercera temporada

Copia (2) de Copia de Sebald Borges Vollmann Charly Garcia Lisa Ann
Para este collage se utilizo a Nick Cave y los Bad Seeds, Jorge Luis Borges, William T. Vollmann, fotos del fotógrafo Rodrigo Ruiz Ciancia, Kate Moss, Kurt Gustav Wilckens, Simón Radowitzky, una mala novela de Ellroy, folletos de supermercado, W. G. Sebald, Charly García, Ricardo Darín, Fátima Florez, un fletero, Mauricio Macri, Ava Addams, un collage que hice para Norberto Ruso Verea, Lisa Ann, la abuela Elsa Kalish, Severino di Giovanni, musulmanes del gran campo de concentración que es hoy este mundo, toda la perversión mortifera de los creativos publicitarios, un Muñequito Liefeld Puteador, una instalación de supermercado Coto, Miles Davis, Roberto Fontanarrosa con el gaucho Inodoro Pereyra y el perrito Mendieta, Hitler,  un Pibe Chorro de un blog donde suben sus fotos posando con armas pibes chorros y las bolsas que le daban a Nick Cave al subir a un avión para vomitar.

 

Y gracias a Franco Gargiulo por el aguante de todos estos días de mierda, gracias loco, te quiero mucho.

 

Sábados de súper acción – Tercera temporada
SHAMELESS. Viaje al fin de la noche/ SHAMELESS. Libreros/ SHAMELESS. Sandro/ SHAMELESS. Ser o no ser, de Hamlet a Horacio González y Beatriz Sarlo/ SHAMELESS. Collage. Murió uno de los Les Luthiers, de Daniel Rabinovich a Diana Rabinovich/ SHAMELESS. El Coto del Hogar Obrero de Perón/ SHAMELESS. Las Cartas luteranas de Carlos Tévez
Bonus Track: Soda Stereo/  Sandro/ Tan Biónica 
Y la participación estelar de mi vecino Cacho y mi Pinito Parana

 

SHAMELESS. Viaje al fin de la noche
Esta noche conocí a un chico que esta traduciendo en silencio y por amor a la literatura una nueva traducción de Viaje al fin de la noche de Louis Ferdinand Celine. Ese libro que los hermanos Gallimard rechazaron y luego tuvieron que pagar caro su error. Ese libro que volvió locos a tipos como León Trostky y Juan Carlos Onetti. Ese libro que esta madrugada no me deja dormir porque quiero ver esa traducción. Ese libro que podría junto con El Principito devidir el mundo en dos.
Los seres sin alma que leen El Principito y los que alguna vez sentimos los dientes de Celine mordiendo nuestra carne.
Que un chico que tiene la edad que tenia yo cuando agarre con torpeza ese libro y Celine me sumergió en las profundidades de la literatura y en los abismo del alma humana me conmueve, no me deja dormir, quiero leer esa traducción.
Y si la traducción de ese chico no es felíz, no es mejor que las malas traducciones que se consiguen hoy de esa obra maestra de la literatura, qué importa.
Ese chico esta traduciendo por amor a la literatura y en silencio ese libro que frente al zoquete de El Principito y sus perversos seguidores que son legión, que son epidemia, que son peste nos hace sentir menos solos en nuestro viaje cotidiano al fin de la noche.
Y que no se diga más.

William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis Isabel Coca Sarli DSC03494 DSC03582 DSC04117 DSC04122 DSC04118 DSC04129 DSC04130 Copia de DSC04134 Copia de DSC04135 Copia de DSC04137 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis

SHAMELESS. Libreros
Numa Bianchetti Aristipo Libros

William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-001 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-002 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-003 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-004 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-005 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-006 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-007 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-008 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-009 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-010 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-011 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-012 William T Vollmann Jorge Luis Borges Michael Foucault Libros Kalish Johnny Cash Fontanarrosa Nick Cave Miles Davis-013

Shameless. Sandro
Repito lo que le dije los otros días a Sebastián Hernaiz en relación al cumpleaños de Marina Kogan:
Mientras Eduardo Aliverti y Olga y María Marta Serra Lima y yo y algunas calzonudas más conservemos nuestro aliento Sandro seguira cumpliendo años. Seguira vivo. Seguira cantando “renovado esplendor esta noche hay en ti que vonita que estas que bien luces así por el blanco marfil del vestido de tul maquillada muy bien y tu tapado azul y los hombres envidian mi suerte lo comun se transforma ante mi orgulloso te llevo del brazo y Paris se arrodilla ante mi”
Sandro es Mansilla yendo a buscar a los indios Ranqueles mas la boludez del pasado de Alan Puals más la Mariana de Vivir afuera de Fogwill mas el Berlin de Lou Reed y un poco de locoto de L. A. de James Ellroy en el baño del Britanico con el detective Echenique.  
Y ese fraseo tanguero tan masculino y maricón y esa melodía que corcovea entre la farsa y el dolor y sí: Sandro es Capusotto borracho como borracho y triste era Pessoa en un caraoke de mala muerte de Lisboa o Buenos Aires poniendole musica al Libro del desasociego.
Feliz cumple Sandro.
Brindo por vos rodeado de tu música.
Y por ese palpitar y ese drama singular que agita la pasión que muerde el corazón y por tus labios de rubí gitanos.
***
Post de Facebook
Y ese fraseo tanguero tan masculino y maricón y esa melodía que corcovea entre la farsa y el dolor y sí: Sandro es Capusotto borracho como borracho y triste era Pessoa en un caraoke de mala muerte de Lisboa o Buenos Aires poniendole musica al Libro del desasociego.
Comentar
Ana Ortiz de Rozas ¡Desasosiego!
Juan Pablo Liefeld ¡que me importa la ortografia correcta de esa palabra! conozco algo mas importante que su ortografia que es su significado en mi existencia. estoy hablando de sandro desde el corazon no desde el diccionario de la real academia española. si hoy te tocaria el timbre un tipo grandote y te da un cuentito que se llama Las fieras, vos que verias primero: ¿la demoledora literatura de roberto arlt o su ortografia?
Ana Ortiz de Rozas En Arlt no miro la ortografía porque él se pudo cagar en eso.
Te entendí el post. Y cuando puse: ¡Desasosiego! lo escribí como a mí me sale naturalmente, y no para corregirte. (¿Quién soy para eso?).
Usé la palabra como comentario del post. Quise decir: ¡Desasosiego! conforme a mi sentimiento.
Juan Pablo Liefeld es un error pensar que roberto arlt se cagaba en la ortografía, es otra mala lectura de los chicos que produce como chorizos la UBA, Arlt no era capaz de ver su desastroza ortografía y tenia una mision en su vida mas importante que escribir correctamente cosa que cualquier alfabetizado bruto de letras o sociales puede hacer de forma insuperable, arlt no tenia tiempo de boludear pensando el perfecto uso de una palabra porque estaba demasiado ocupado en escribir LITERATURA
Ana Ortiz de Rozas Estudié Derecho y Letras pero no soy un chorizo académico. Lo último que espero es discutir. Disfruté y amo a R Arlt en su totalidad desde mis 17 años por placer puro, no para rendir exámenes. Sé quién es, y lo que significa su literatura. Yo no soy Arlt, por eso escribo desasosiego como lo escribimos los mortales. El mismo amor por Pessoa. No nos conocemos vos y yo. No prejuzgues por favor. Creo que por tu apasionamiento (emocionante por cierto) apenas sobrevolaste mi respuesta y de ahí el malentendido. Pensamos lo mismo sobre ellos y con tanta vehemencia ni te diste cuenta. Calma te pido. Un saludo, ellos nos unen.
Juan Pablo Liefeld no podria acusarte de nada porque no te conozco ni conozco tu trabajo. y esta bueno discutir. nicolas rosa rosa decia que la lengua era un espacio de guerra. o algo asi. y nicolas rosa es barthes acá. lo que estaba discutiendo es una forma de leer y pensar que conozco muy bien y que me parece que le hace mucho daño a la literatura y el pensamiento argentino.
Juan Pablo Liefeld Sarmiento Borges Martinez Estrada Viñas Casullo Rosa y por qué no el mejor González y la mejor Sarlo y una larga tradición y que hoy solo se recupera como museo a la hora de sentarse a escribir eran guerra eran pura guerra
Ana Ortiz de Rozas Entiendo y comparto eso de “esa forma de leer y pensar ” dañina. Lo es para mí también.
Amando a esos dos monstruos vos y yo no estaremos tan lejos.
Post de Facebook
Un buen titulo para una revista de ensayos que recupere el espiritu de revistas como El ojo mocho de Horacio González o la Confines Nicolas Casullo y La caja de Tomas Abraham que hoy no existen y hacen falta como el aire para estar vivos:
 Otra mala lectura de los chicos que produce como chorizos la UBA

sarina_valentina_by_m_r_x-d4vg7t7Copia (20) de Copia de Ezequiel Martinez Estrada Oscar del Barco Jorge Luis Borges

SHAMELESS. Ser o no ser, de Hamlet a Horacio González y Beatriz Sarlo
Cristina habla por la tele.
La tele esta encendida día y noche en casa.
No la miro. La escucho.
Y me habla y le hablo.
A veces nos puteamos. A veces charlamos. Y a veces es un dialogo de sordos.
Mi tele y yo somos una pareja como cualquier otra.
Tenemos buenos y malos momentos.
Como cualquier pareja.
Y ahora esta Cristina.
Y la escucho.
Mientras intento remontar en la computadora el desastre financiero que me ocasiono Mercado Libre.
La escucho.
Me gusta.
Tiene fuerza. Es inteligente. No se come los mocos.
Es una mujer.
No comparto su proyecto político.
Pero eso no le quita merito ante mis ojos.
Mis convicciones politicas, estéticas y filosóficas son muy diferentes a las de la presidenta.
Y me llega un mail con el primer capítulo de una traducción nueva que se esta haciendo en las sombras y por amor de Viaje al fin de la noche de Louis Ferdinand Celine.
¡Tengo el primer capitulo de una nueva traducción de Viaje al fin de la noche de Celine en mi computadora!
Al carajo el laburo por un rato.
Tengo toda la noche y la madrugada para laburar.
Ahora voy a buscar alcohol y a sentarme a Celine.
Salgo a la calle.
Asomo el hocico en la calle luego de estar toda la noche hasta la madrugada y hasta hace un rato que eran las ocho y monedas sentado frente a la computadora trabajando en mi pagina Libros Kalish y en Mercado Libre.
Primero voy a comprar puchos al kiosco de Ayacucho y Corrientes. Paso por la puerta de Librería Aquilea y lo veo detrás del mostrador a Hernán Lucas.  Antes de encarar para el Coto que esta montado sobre un edificio hecho con el sacrificio de los ahorristas del Hogar Obrero paso por la Librería de el Rojas.
En la vidriera veo un nuevo libro de Charly Gamerro publicado por Interzona.
Un nuevo Hamlet con traducción, notas y estudio preliminar de Gamerro.
Y eso me dispara al pasado.
Y eso me reenvía al 2002.
Cuando la Argentina estaba hecha mierda y que lo volvera a estar lamentablemente y no por culpa de Cristina ni Scioli.
No.
Va a volver a estar hecha mierda porque hoy la política no tiene las herramientas necesarias para evitar eso.
Simplemente no existen hoy en el mundo.
Hay que aguantar.
Ya apareceran.
Y no reconocer esa falta, no poder verla ni escucharla solo agravan las cosas.
Pero esa gravedad es la misma en Argentina, Alemania, Japón o China.
Es una civilización ciega, sorda y muda.
Como los monitos.
Y menos mal que acá hoy esta Cristina.
Pero eso no alcanza.
No va a alcanzar.
Una civilización caníbal no la arreglas con porotos de soja ni con sushi club.
No.
Una civilización caníbal necesita carne.
Carne.
Mucha carne.
Y estoy en el 2002.
Nunca termine el secundario.
Y estoy cursando materias en la facultad.
Estoy llendo a escuchar a tipos cuyos libros leí y estan en mi biblioteca plebeya de José León Suárez.
Y estoy en un aula del primer piso de sociales en Marcelo T.
El seminario es sobre estética y política.
La cursada de ese año es sobre Hamlet.
Y ahí esta Horacio González.
Todos los miércoles de 9 a 13 hs.
Siempre.
De o no de clases ese día él esta en el aula.
Pensado.
Dando clases.
O sentado junto a nosotros con sueño haciendole el aguante a sus compañeros desde un pupitre.
Una de esos miércoles cuando salí de Marcelo T. fui como no podía ser de otra forma en mí a boludear y revolver libros.
Así dí con un librito en portugues publicado en Brasil.
No sé idiomas.
Apenas manejo el español.
No recuerdo ahora si el libro era un ensayo sobre Albert Camus o Evita.
Y el autor era un tal Horacio González.
Lo miro como un chico puede mirar el diario.
Como no puede descifrar lo que dice leyendolo busca cosas laterales para averiguar qué esta diciendo eso.
Yo cruce datos.
Camus, Evita, Horacio Gonzalez, Brasil.
¿Sería el gordo que se parece a Lito Cruz y que es la única persona que conocí en mi vida que es capaz de pensar en acto 24 horas seguidas los 360 días del año?
Sí. No.
Miro el libro como un chico con curiosidad buscando un sentido a eso que tengo en mis manos.
Hay una dedicatoria.
De este tal Horacio González a una chica.
Y por fin encuentro lo que necesitaba.
En las ultimas páginas a unas breves líneas biograficas del autor.
Se crío en Pueyrredon.
Lesto, man.
Es Horacio.
Lo compro.
No vale nada el libro.
Lo compro porque sospecho que González no tiene ese libro en su biblioteca.
Pero soy tímido.
Como le digo ¿tenés este libro, es tuyo, lo compre para vos porque sospeche al verlo que vos podías no tenerlo?
Pasaron dos miércoles.
Hasta que un mediodia junte valor y lo encare.
Empece por pedir disculpas por molestarlo y le conte que había encontrado ese libro en una batéa de un peso y que si era de él ese libro.
Y Horacio lo mira.
Y me dice.
Me acuerdo de la chica a la que se lo dedique y se lo regale.
Lo tenes le pregunto en un hilo de voz muerto de vergüenza.
No, me dice.
Y me hace un chiste y en ese chiste noto cierta dejo amargo.
Me imagine, le digo, por eso lo compre para vos.
El me agradecio y yo me fui como rata por tirante de Marcelo T. rojo de vergüenza.
Dos semanas después estaba dando clases Eduardo Rinesi o Facundo Martínez, no recuerdo, pero el pidio permiso, sí, pidio permiso siendo él el titular, para decir dos palabras.
Tenía que irse un mes a dar un seminario a París sobre pensamiento argentino, que luego eso apareceria en su libro Retórica y locura.
Y nos pidió perdón por tener que viajar un mes a Paris a contarle a los boludos de los franceses como se piensa en la larga llanura de los chistes crueles donde el soldado japonés Tokuro conoció el amor en una oficina porteña estudiando con su compañero de oficina polaco y tomar unos coñac Napoleón.
Y nos dijo que el prefería quedarse acá dandonos clase y más en ese momento tan dramatico de la patria.
Y era verdad.
Si vos estabas en ese aula y lo veías y escuchabas.
Era verdad.
Y lo sigue siendo.
No estaba contento de viajar a Paris.
Estaba angustiado, molesto y tenía una pátina de vergüenza por abandonarnos.
Tiempo después fui a Puan a buscar a otros inquilinos de mi biblioteca.
Hoy vos decis González, uno de mis gatos se llama Horacio González, un gato negro de cola peluda y comprador como él solo, pero en el 2002 vos decías Horacio González en Puan y les bajaba la presión a los docentes de esa institución.
Le decías a Silvia Saytta: Horacio González y vomitaba.
Se lo decías dos veces seguidas y tenías que llamar al SAME.
Todo bien con Saítta, una excelente docente, pero estoy hablando de otra cosa acá.
Y de paso voy a decir algo más.
La catedra que hoy dirige Saitta era la catedra de Beatriz Sarlo.
Beatriz Sarlo se fue de las aulas de la universidad publica dejando un equipo de trabajo excelente.
Eso no es habitual.
En la UBA es raro que se armen equipos de trabajo buenos.
Hay buenos profesores.
Pero todo es muy mezquino donde la hoguera de las vanidades y los planes trabajar son más importantes que pensar seriamente o armar buenos equipos para crear catedras de excelencia para los chicos.
Y Sarlo, la que hoy la podes ver con el gigoló Bazterrica que estafó a la hermana de Flavio Mendoza en cuanto programa se te ocurra hablando boludeces, fue una excelente profesora que llegaba al aula con la raqueta de tenis bajo el brazo y fue una de las mejores cosas que le paso a la universidad publica argentina.
Y eso.
Y llego a Coto.
Compro combustible con la guita que me queda.
Y empiezo a sacar fotos en el super.
Entonces me encaran y me dicen acá no se pueden sacar fotos.
Justo que le estaba sacando a una máquina donde podes pescar ositos de peluche pelotudos.
Y me hago el boludo.
Le estaba sacando fotos a los ositos.
Ah, bueno, me dice la mujer de seguridad, pero por favor no sigas sacando fotos porque esta prohibido.

DSC04152 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-001 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-002 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-003 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-004 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-005 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-008 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-009 SER O NO SER, DE HAMLET A HORACIO GONZÁLEZ Y BEATRIZ SARLO 12-010

SHAMELESS. Collage
Título del collage:
Murió uno de los Les Luthiers, de Daniel Rabinovich a Diana Rabinovich.
Para este collage se utilizo a Diana Rabinovich con Jacques Lacan en Caracas donde Lacan dió su último seminario en el mundo, sí, fue una argentina la que logro que las últimas palabras de Lacan fueran en Latinoamerica, también se utilizó para el collage al psicoanalísta Sebastián Cariola, el escritor William T. Vollmann, Jorge Luis Borges, Sandro, Roberto Fontanarrosa, un Muñequito Liefeld Puteador, un consolador, una “musulmán” de las calles de Buenos Aires y Doña Lisa una mujer que conocí cuando era chico y tenía fotos con Perón y Evita y posando con la Torre Eiffel de fondo y que termino viviendo en un cuartito mugruso llena de gatos en la casa de Mar del Plata de la abuela Elsa Kalish.
Bonus Track: Loca de Tan Biónica. 

Recién subí este trabajo a mi página de Word Press Libros Kalish y cuando tuve que etiquetarlo Lacan quedo entre Isabe la Coca Sarli y James Ellroy. Increíble la escucha de Lacan.Leo esa serie y pienso, claro, ese soy yo, Lacan me saco la ficha en 2 segundos: La Coca Sarli mas James Ellroy.

Y es más.
Toda este serie de nombres arman un relato que se llama Juan Pablo Liefeld:
Publicado en Aristipo Libros, Beatriz Sarlo, Bill Evans, Carlos Gamerro, Cristina Fernández de Kirchner, Cristo, Daniel Rabinovich, Diana Ravinobich, Eduardo Aliverti, Eva Perón, Evita, Fernando Pessoa, Franco Gargiulo, Guadalupe Marando, Horacio González, Horacio González (mi gato no el de la Biblioteca Nacional), Isabel la Coca Sarli, Jacques Lacan, James Ellroy, Jesús de Nazaret, John Coltrane, Johnny Cash, Juan Carlos Onetti, Juan Domingo Perón, Julián Urman, León Trotsky, Les Luthiers, Lou Reed, Louis-Ferdinand Céline, Lucio V. Mansilla, Michel Foucault, Miles Davis, Nick Cave, Nicolás Casullo, Patricio Rago, Roberto Fontanarrosa, Samanta Schweblin, Sandro, Santiago Chano Moreno Charpentier, Sarina Valentina, Sábados de súper acción, Sebastián Cariola, Sebastián Hernaiz, Sigmund Freud, Soda Stereo, Tan Biónica, Tomás Abraham, Vanesa Otero, Vox Dei, William Shakespeare, William T. Vollmann.
Y Jorge Luis Borges que no aparece en esta serie porque hubiera sido redundante que apareciera en ella como en el Corán que no se nombra un puto camello pero están y los ves por todos lados.

DSC03494

SHAMELESS. El Coto del Hogar Obrero de Perón
voy al Coto de la calle Juan Domingo Perón
2072
compro:
una bandejita de aletas de calamar
dos botellas de cerveza Imperial Stoch Ale
un puñadito de semillas de girasol
un puñado de avena gruesa
un tomate
una palta
una cebolla
una zanahoria
aceite
todo sale
un ojo de la cara
y el Coto del Hogar Obrero
es lo más barato
y llego a la caja
la cajera
me pregunta
¿quiere una bolsa?
¡sí por favor!
¿ahora Coto vende bolsas de las otras también
o sólo bolsas de supermercado?
¿quiere una bolsa grande o chica?
una bolsa grande quiero si Coto esta vendiendo
de las otras bolsas
la cajera se me queda mirando
es un chiste tonto
no importa
le digo
pero no entendi
me dice la cajera
del Coto del Hogar Obrero de Perón
¿quiere o no quiere una bolsa?

quiero una bolsa grande
por favor
pago
y vuelvo a casa
a cocinar
un arroz con calamares
en mi cocinita
de muñequita Barby

SHAMELESS. Las Cartas luteranas de Carlos Tévez
Si viste la entrevista de anoche de Fantino a Carlos Tevez y tuviste la suerte de haber leido – y cuando hablo de leer hablo de leer con amor como reclamaba Pasolini de una lectura – las Cartas Luteranas de Pier Paolo Pasolini me vas a entender lo que voy a decir ahora:
Anoche Carlitos Tévez en el programa de Fantino tradujo las Cartas Luteranas de Pasolini al español.

En los Links que siguen se pueden leer las columnas Mapa narcoprostibulario de Carrefour, Confesiones de un librero de mierda, Las Chicas de Letras se masturban así ySábados de súper acción:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz
Las chicas de letras se masturban así. Obras Completas sin editar – Elsa Kalish
Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once
Sábados de súper acción

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Alejandro Fantino, Aristipo Libros, Beatriz Sarlo, Bill Evans, Carlos Gamerro, Carlos Tévez, Cristina Fernández de Kirchner, Cristo, Daniel Rabinovich, Diana Ravinobich, Eduardo Aliverti, Eva Perón, Evita, Fernando Pessoa, Franco Gargiulo, Guadalupe Marando, Horacio González, Horacio González (mi gato no el de la Biblioteca Nacional), Isabel la Coca Sarli, Jacques Lacan, James Ellroy, Jesús de Nazaret, John Coltrane, Johnny Cash, Juan Carlos Onetti, Juan Domingo Perón, Julián Urman, León Trotsky, Les Luthiers, Lou Reed, Louis-Ferdinand Céline, Lucio V. Mansilla, Michel Foucault, Miles Davis, Nick Cave, Nicolás Casullo, Patricio Rago, Pier Paolo Pasolini, Roberto Fontanarrosa, Samanta Schweblin, Sandro, Santiago Chano Moreno Charpentier, Sarina Valentina, Sábados de súper acción, Sebastián Cariola, Sebastián Hernaiz, Sigmund Freud, Soda Stereo, Tan Biónica, Tomás Abraham, Vanesa Otero, Vox Dei, William Shakespeare, William T. Vollmann. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s