balvanera confidential – Capítulo Cero Uno

DSC05819
Buen día día
La librería online con el catálogo más exquisito del mercado y el librero más encantador y más tiernamente hijo de puta de la web, en Libros Kalish van a encontrar los grandes libros que se han escrito pero de los que muy poco se sabe y también una empresa experimental donde la vida es la obra y la obra, vida. Librero, clientes, personajes, autor por Corrientes a 180 km/h y en contramano -siempre en contramano. Es más bien una antilibrería, los dividendos son sangre y tripas. Hacerle caso en alguna recomendación secreta, comprarle un libro, leerlo, hablar con él, tiene algo de la experiencia adolescente de conectarse por primera vez con un objeto de fascinación -el rock, la literatura, el sexo. De la mitología literaria de Buenos Aires que sobrevive hoy, Libros Kalish de Liefeld es la única que habrá de convertirse en legendaria.
Anita Leporina

 

Borradores de la vecindad  del Chavo del Ocho 

 

 

Shameless. CRUZ DE HIERRO soldaditos alemanes

Casi no duermo.
Como Neustad.
Dos horas.
Que era amigo del padre de Fernando Peña.
.Otro que no dormía mucho.
Y ahí estoy yo.
El Gigolo Bazterrica Tevez Riquelme Say no More.
En las trincheras de la Primera Guerra Mundial.
En un agujero mugroso aguantando el fuego enemigo.
Y la crueldad de mis amigos.
Se equivocaba Walter Benjamin
– que salía de putas con Georges Bataille y juntos adoraban a las paraguayitas escort independientes que los putos argentinos dejaron sin hombres en otra guerra asquerosa que preparo el terreno para que años después desembarcara ahí la hermana de Nietzsche queriendo fundar una nueva Alemania mas limpia y desente y casi lo logra pero no pudo convercer al loco de su hermano de que se fuera a vivir a Paraguay, no, y tiempo después por esa zona que los putos argentinos desbastaron dejando a las chicas paraguayas sin sus hombres irían a experimentar su propio Walden Juan Molina y Vedia y el amigo del padre de Borges Macedonio Fernandez cuyo uno de sus poyos mas queridos fue Raul Scalabrini Ortíz que vio el sol caer a plomo sobre la fiesta del mostrito de Villa Ballester –.
Sí, se equivocaba Walter Benjamin cuando decía que los soldados volvían de las trincheras mudos, sin palabras.
Jünger volvió de una trinchera de la Primera Guerra Mundial.
Con muchas palabras.
Y vio a la Técnica.
Como Lewis Mumford del otro lado del Océano vio a la Técnica.
Y ambos la vieron cuando nadie la veía.
Nadie.
En los 50 no fueron esas palabras de Jünger las que le permitieron a Heidegger una vez dada y ganada la guerra contra los nazis en la cual les robo a Nietzsche restituyéndolo a mi corazón para dar en un patio donde fueron cinco gatos locos a escuchar al loco Martín hablar de la Técnica y la Tecne???
El loco Ricky Martin pregunto alguna vez si las democracias modernas eran capaces de escuchar los problemas que le planteaban la Técnica.
Ay Martin Martin Martin.
En la placita Roca de Villa Ballester existia un ombú que un hijo de puta talo.
El fue el único que pudo escuchar tu pregunta y recoger el guante.
Pero un hijo de puta lo talo.
Esa pasión tan argentina: la traición.
Un tópico Borgeano dice Davis Viñas mientras lee La Nación y le toca la concha a una puta de Puan por debajo de la mesa de La Paz y hunde sus dedos en esa humedad tan Marcelo T.
Se equivocaba Benjamin.
No todos volvieron de la Primera Guerra Mundial del infierno demente de las trincheras sin palabras.
Ahí esta Jünger.
Ahí esta Fernando Peña surgiendo de San Isidro con sus heterónimos mostritos.
Ahí esta un soldadito medio retacón y que era un sorete de padre que volvió a Berlin – a la Berlin de Fito Páez y Georges Grozs y Karl Kraus y Sigmund Freud.
Y luego partió al exilio.
Fue ahí en un país de miserables y traidores y asesinos de paraguayos que a mi bisabuelo le hicieron llegar el estado alemán la cruz de hierro de la primera guerra mundial.
Esa medalla me acompaño durante toda mi infancia.
Así como las estampillas de mi papá que ordenaba en la cocina con la abuela Elsa Kalish contándome historias de cómo se los humillo a los alemanes.
Tenía razón y no la abuela mientras yo ordenaba estampillas de Hitler que compraba papá en un club social los domingos a la mañana en Villa Ballester y donde solía estar el militar Ballester que si no me equivoco estuvo en contra del Proceso de Reorganizaion Nacional – creo y no pienso chequear si me equivoco o no, poruqe no hay tiempo, porque la metralla del fuego enemigo recrudece y cuando es asi hay que agarrar la pistolita y vaciar el cargador y cargar y seguir tirando porque si vos no matas te matan a vos y asi esta democracia hermosa de mi corazón queridos amigos de mi generación, así de horribles somos.
Y Benjamin se equivocaba. Como la abuela Elsa. Y no. Y también.
No todos volvieron mudos de las trincheras.
Acá estoy yo.
Ejerciendo la palabra.
Solo en un agujero.
Como Jünger.

55550ba602104

ESPACIO PUBLICITARIO
MI GENERACIÓN
Que queda entre el cadáver del Hogar Obrero que hoy es un Coto y el cadáver de Ave Porco que hoy es un Día. El Hogar se transformo en un Coto de Caza Obrero y la reina Porco de la noche de los 90 con mas glamour y rock que era un cuervo delirante y locura de la mejor hoy es un Día berreta lleno de gondolas y productos de segunda marca.
balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
FIN DEL ESPACIO PUBLICITARIO
-I-
Shameless. Pan
Siempre me jacte de saber ver y de tener un buen sentido de la vista en la calle.
Otra cosa muy distinta es saber luego que mierda hacer con eso.
Millones de horas de televisión y radio durante la infancia y un verano con su otoño y su invierno en Mar del Plata de 1993 pateando con Jorge Sanz y una corte variopinta de zatrapaz y delincuentes marplatenses me entrenaron el ojo.
En la calle camino y veo lo que los demás no ven y se los marco y siempre me sorprende que eso que veo y es obvio ellos no lo ven.
Me acuerdo a Jorge caminando los dos por la peatonal de Mar del Plata y él diciendome:
Ese que esta caminando ahí delante es cana.
Me acuerdo a Jorge y a mi sentados en una mesa de Pilolas a la madrugada y que entrara alguien a sentarse a una mesa a ver una peli en ese bar como nosotros y Jorge decirme mira a ese.
Ok.
Y hoy vi dos cosas.
Una.
La ultima vez que nos vimos Peter vos me bardeaste.
Me deliraste mal.
Y toda la noche.
Y cuando te acompañe al quiosco cerraste el pico.
Y estuviste bien.
Me dijiste pelotudo pero no me humillaste y marcaste con una sutileza que desconocia en vos que era un forro y no lo dijiste pero lo marcaste.
Hay un manejo de la política ahí muy sutíl.
Si, Peter.
Estuviste bien, resien me cayo la ficha.
Recien viniendo de la panadería.
Y dije:
Que hijo de puta este Peter me dijo lo que tenía que escuchar y callo lo que no podía en ese momento escuchar.
Eso es tener manejo de la política.
Gracias Peter, en serio, de corazón.
Bien.
Y voy a la panaderia y a comprar ravioles y una cerveza y puchos.
Y voy a esa panaderia de Rivadavia al dos mil y pico porque es una buena panaderia.
Mi hermana Carolina y yo trabajanos años en una cooperativa donde pasamos por todas la tareas de la cuadra de una panaderia.
Desde picar un cajon de cebollas o un cajón de tomates podridos hasta cocinar pan o hacer medias lunas y barrer o labar platos o hacer de burro de carga o trabajar gratis para el atorrante del hijo del manda más.
Bien.
En Argentina hay muchas panaderías pero pan rico poco y nada.
Tanto es así que en una cocina como la argentina donde el pan es central para una cena que uno puede en un restaurant comer de todo y beber de todo pero raramente pan rico y bueno.
Y el pan es central en la economia nutricional nacional.
Eso algo dice de nosotros.
Bien.
Yo siempre me jacte de que soy buen observador en la calle y que nunca me pude dar cuenta si una mujer me mira o no.
No soy una maravilla.
Pero en el mercado veo cada pan rancio que si se lo ofreces a las palomas que son unas comilonas te miran haciendo así con las manos y te dicen:
Que te pasa eso cometelo vos, yo ni loca.
En fin.
Lo que queria contar es que en esa panaderia de Rivadavia al dos mil y pico me enseñaron a ver si una chica me mira o no.
Y ahora me acuerdo el otro día que fui a castrar a mi gato Horacio a la Recoleta y la veterinaria cuando lo puso en la mesa llevo una mano a los huevitos de Horacio y torico la cabeza para el otro lado y lo miro a mi gato con llema de sus dedos y cuando vio lo que tenía que ver sonrio.
Bueno, yo cuando tenía que ver que bandejas de pan estaban a punto para ir al horno y cuales no hacia lo mismo.
No miras la masa, la tocas con la llema de los dedos y con ellos ves si la elasticidad y la fermentación de la levadura esta a punto o falta.
Nunca haces esto mirando sino con los dedos.
Eso lo aprendi cocinando pan un año todas las noches.
Y esta veterinaria cuando tuvo que estudiar si mi gato estaba a punto o no hizo lo mismo.
Me sorprendio cuando lo vi.
Eso.
Y en la panaderia esta que voy hay una chica de unos veintipico.
Que me adora.
No me gusta.
Pero se muere cada vez que entro en la panaderia a comprar pan o galletas o facturas.
El resto de las chicas se las ingenia siempre para que sea ella y no las demas para que me atienda.
Y vengo estudiando esa escena hace un mes.
Toda la escena.
Bueno.
Eso.
Soy un viejo pelotudo de 40 años.
Que hoy saque a la mañana una fotos geniales frente a la confiteria Los Angelitos con restos de carcasas de celulares y el tronco de un arbol y aprove esa materia del secundario que adeudaba a mi mirada hacía años.
Le voy a sacar fotos un dia de estos a esa chica, a la panadera.
Una linda foto.
Porque me enseño a ver un poquito mejor.
Es raro como a veces uno aprende a ver sin darse cuenta buscando otra cosa y no lo que pensaba buscar.
Me causa ternura esa chica y tengo que ser cuidadoso con ella si quiero sacarle una linda foto porque ella se derrite cuando me ve y yo no.
Y sin embargo, es extraño.
Cada vez que me siento mal y solo y perdido voy a comprar un cuarto de pan y por un momento los dos a nuestra manera somos felices.
Felices de verdad.
Recibiendo cada uno lo poquito que puede darle al otro.
Como dos chicos que juegan a ser novios pero sin pija ni concha.
Ni todos los quilombos y desbarios de los adultos.
Que muchas veces se exceden lastimando y hasta destruyendo lo que solo debería protegerse de la intemperie y la locura mas oscura y humana.
Demasiado humana.
ESPACIO PUBLICITARIO
MI GENERACIÓN
Empiecen a sacarle punta al lápiz y pónganse a trabajar.
Yo mientras tanto estoy leyendo estos libros pensando en ustedes:
¡Gritad! La verdadera historia de los Beatles de Philip Norman
Cartas de la cárcel de Louis-Ferdinand Céline
En pos del milenio. Revolucionarios milenaristas y anarquistas místicos de la Edad Media de Norman Cohn
La caridad ajena de John Boswell
La trata de esclavos. Historia del tráfico de seres humanos de 1440 a 1870 de Hugh Thomas
Seis de los grandes de James Ellroy
La oscuridad exterior de Cormac McCarthy
Agustín de Hipona de Peter Brown
Durruti en la Revolución española de Abel Paz
Y
Stauffenberg. La biografía del hombre que atentó contra Hitler de Peter Hoffmann.
Todo esto estoy leyendo.
Estoy pensando.
Estoy trabajando.
Esto lo hago por nosotros, por mi generación, que es hermosa y tiene un futuro de progreso indefinido y riquezas maravillosas y bellezas de turgencias cachondas y noches y días y tanta poesía.
Empiecen a sacarle punta al lapiz y trabajen.
balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
FIN DEL ESPACIO PUBLICITARIO
-II-
Shameless. EL VECINDARIO DEL CHAVO DEL OCHO
“Juan- mañana 10 vencen las expensas, si no me pagas yo no las pago y van cobrando un porcentaje por día de multa – ademas la mitad del alquiler es de mi hermano jubilado. No me jodas- si tenes problemascancelamos el contrato-sin dramas-
XXX
yo mañana a la tarde me voy afuera y no regreso hasta el domingo.”
bien
asi las cosas
si a alguien le interesa comprar un libro
de mi catalogo
es hoy el dia
es esta mañana
es esta tarde
mañana es tarde
si no compran libros
mañana pongo todos los libros
de mi libreria en la calle
todos
para que se los lleve
el que quiera
un cartonero
los chicos y chicas de la UBA
mis vecinos libreros
el que quiera
al carajo
así las cosas
si la libreria no puede
sostenerse por si misma
se va a la calle
esten atentos
quizas mañana
a la mañana
pueden encontrar
buenos libros
tirados
en la calle
el que me alquila tiene razon
en escribirme y tirarme por debajo
de la puerta
“no me jodas”
y yo tambien
tengo razon
en quereer sostener
esta libreria y su catalogo
¿entonces?
hoy pueden comprarme
buenos libros
o mañana a la mañana
venir a buscarlos
gratis
porque los pongo
todos en la vereda
………………………………………………
salgo a la calle vuelvo a la una
hablo en serio
o me compran libros
o tiro mañana a la mañana
todo a la calle
hoy me pueden comprar
mislibros
o
mañana pueden venir
a carroñar
como buitres
a la puerta de mi casa
porque lo que hoy
vale algo
puede mañana
estar tirado en la calle
los libros tienen
un valor
segun el lugar
donde se encuentran
un mismo libro
en una libreria de nuevo puede valer 100
en una libreria de usados puede valer 30
en mercado libre 50
en la calle nada
y lo recoge un cartonero
y se lo vende a un librero de plaza italia
y puede valer 200
y lo compra alguien que lo necesita
y ahi
¿que valor tiene ese libro?
me voy a la calle
a las 13 hs estoy de vuelta
Ayacucho 341
piso 7
departamento 56
(entre Corrientes y Sarmiento)
11-2-235-3498
juanpablolief@hotmail.com
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
https://libroskalish.wordpress.com/
-III-
LA CANCIÓN DEL MAREO
Nick Cave
Nashville / Tennessee
Un niño trepa a un montículo a la orilla de un río. Se mete en un puente de ferrocarril. Tiene doce años.
Se arrodilla, bajo un sol abrasador, y pega la oreja a la vía. La vía no vibra. No se acerca ningún tren desde la curva que hay al otro lado del río.
El niño em pieza a correr por las vías. Llega hasta el centro del puente. Va hasta el borde y mira hacia abajo, al río cenagoso.
A la izquierda hay un pilote de hormigón que sostiene el puente. A la derecha, un árbol a medio talar se extriende sobre el río: sus ramas se meten en el agua oscura. En medio hay un pequeño espacio de unos ciento veinte centímetros de ancho.
Le han dicho que es posible tirarse en ese lugar, pero él no está seguro, pues nunca ha visto a nadie hacerlo.
Las piedras de debajo de sus pies comienzan a temblar. Se agacha y vuelve a pegar la oreja a la vía.
La vía empieza a vibrar. El tren se acerca.
Mira al agua oscura y cenagosa. El corazón le late con fuerza.
El niño no se da cuenta de que no es un niño en absoluto, sino m´ñas bien el recuerdo de un niño.
Es el recurdo de un niño que atraviesa la mente de un hombre que está en una suite del Hotel Intercontinental, en el centro de Nashville (Tennessee), al que le están poniendo en el muslo una inyección de esteroides que transformará al cantante griposo y afactado por el jet-lag en una deidad.
En tres horas saldrá a toda prisa de la habitación del hotel.
Avanzará por la ciudad vacía, cruzando ríos enormes, conduciendo a través de praderas vacías, por unas tremendas autopistas de muchos carriles, bajo el cielo del atardecer, como un pequeño dios, para estar con ustedes esta noche.
Manchester / Tennessee
Y saldré al escenario del Festival Bonnaroo de Manchester (Tennessee), y seré objeto de una gran fascinanción por parte de casi nadie. La multitud aturdida irá sin rumbo de un lado a otro por los campos y el sol poniente inundará el lugar con un fuego naranja. Después de la actuación, me sentaré al aire libre, en las escaleras de nuestro autocar, a fumar.
En el camino de vuelta a Nashville, nuestra furgoneta tendrá que pararse dos horas, en la autopista, junto a la escena de un terrible accidente de tráfico. Miraremos cómo las ambulancias y los coches de policía reducen la velocidad en elas resbaladizas carreteras. Veremos un helicóptero que revolotea sobre nosotros y con su foco reflector corta la oscuridad de la noche. Durante una hora nos quedaremos sentados en silencio en la furgoneta, fumando y bebiendo. Al final, nuestro tour manager saldrá del vehículo para investigar. Al volver, contará que han chocado dos vehículos, un poco más adelante, y que hay una chica decapitada tirada en la carretera.
Me quedaré dormido en la parte de atrás de la furgonta, y no me despertaré hasta que el vehículo no empiece a moverse lentamente. Por la ventanilla veré el cuerpo decapitado tirado en la carretera, cubierto con una sombría y abultada sábana de plástico azul.
Estaré tirando de un hilo que sobresale de la manga de mi chaqueta durante todo el camino de vuelta hasta el Sheraton, en el centro de Nashville. Tirando, tirando, tirando.
Un ángel desplegará las alas y me hablará al oído.
“Tienes que dar el primer paso tú solo.”
Después el ángel me dará un empujoncito y me enviara hacia lo desconocido.
Así es como empezaré “La canción del mareo”.
*Extracto del ultimo libro de Nick Cave y tipeádo en un ciber de mala muerte porque mi computadora esta agonizando.
ESPACIO PUBLICITARIO
MI GENERACIÓN
solo admito de ahora en mas a mis amigos que si tienen algo para discutir conmigo sea publico, texto contra texto y a la vista de todo el mundo. los corruptos son los que discuten en la oscuridad de una habitacion que no los ve nadie. si tienen algo para decir publicamente. si no tienen nada para decir, no hay problema yo si, y esto viene para largo, asi que en las vacaciones de verano se pueden poner a estudiar y a pensar. estoy discutiendo con gente formada, con bibliotecas, con convicciones, con pocisiones politicas y esteticas y eticas y filosoficas tomadas. bueno digan cuales son publicamente esas pocisiones y convicciones que sostienen. tienen tiempo. mi trabajo es serio y me va a llevar un par de años o mas pero va a valer la pena. trabajen. y que me ninguneen a mi no me sorprende si hoy la discipula de lacan vive a veinte cuadras de casa y nadie jamas le toca el timbre para saber si tiene algo que decir la mujer que casi logra traer a Lacan a la argentina y que por los putos militares no pudo ser.
balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
FIN DEL ESPACIO PUBLICITARIO
-IV-
LA CIUDAD DE LOS CAZADORES TÍMIDOS*
Tom Spanbauer
Las cosas empiezan donde no sabes y terminan donde sabes. Cuando sabes es cuando preguntas, ¿cómo empezó esto?
La Ciénaga de los Lobos. Así empezó esta historia. Cuando crucé el río East para meterme en el misterio, esta ciudad, la ciudad del jódete.
La Ciénaga de los Lobos. O, como a lo mejor sabes, Manhattan.
Menuda historia, esta historia, cómo se asienta la niebla y Manhattan se transforma en La Ciénaga de los Lobos.
Como todas las historias, es un misterio. Al principio, no sabes y luego al final te enteras. Pero este misterio no es como los de Agatha Christie, que se van encubriendo a lo largo de la historia y al final surge una gran revelación.
En este misterio, todo está allí desde el comienzo, pero no te das cuenta.
La revelación surge cuando vas en una dirección y luego ocurre un marrón y entonces vas en otra dirección y por algún motivo esta vez te detienes, adviertes lo que había allí desde el principio y todo se aclara perfectamente porque lo adviertes.
Hasta yo mismo, al final de esta historia, montado a caballo descalzo galopando por la Avenida A, soy un misterio: el Misterio de la Voluntad del Cielo.
Hay un par de suicidios, un par de sacrificios, una traición. Un acto ético. Una estrella famosa de cine. Una antigua leyenda india. Un viaje al infierno para encontrar a un amor perdido. Hay un rey codicioso y su reina malvada. Capullos Totalitarios Viciosos. Un virus – una epidemia – , miles de muertos.
Un héroe en un semental blanco.
Es un cuento cantado en playback por una drag queen.
De modo que el final es feliz, más o menos.
Canciones de amor contrariado para la eternidad.
Todo es disfraz.
*Extracto de la novela de Tom Spanbauer y tipeádo en un ciber de mala muerte porque mi computadora esta agonizando.
ESPACIO PUBLICITARIO
MI GENERACION
Ustedes, mis amigos y mi generación, hace años que me vienen pidiendo que vuelva Elsa Kalish. QUe es divertida. Que se cagan de la risa cuando se acuerdan de su columna Las chicas de Letras Se Masturban Así en El Interpretador. Genial, inteligente y me cago de la risa cada vez que la releo. Bueno, amigos a ustedes Elsa Kalish tanto los divierte y tanto quieren vovler a escuchar su lengua Karateka entrenada en las tolderias ranqueles de Moria Casan. ok. Los divierte. Se rien. ELsa volvio. Pero lo que no saben es que convocaron a una mujer que se la comio un cancer de mama. Elsa Kalish murio de un cancer de mama. Y acá esta para divertirlos una vez más y con su cancer de mama y su toz cronica de obrera textil peronista del conurbano bonaerense.
balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
FIN DEL ESPAICO PUBLICITARIO
-V-
Shameless. EL VECINDARIO DEL CHAVO DEL OCHO
Bajo a la calle.
El cielo es una pizarra gris.
Lo que veo a mi alrededor una historia aburrida y obvia como una botellita de coca cola.
Una porqueria.
Pero ahí esta Chacho el Dogo de Burdeos con la mirada mas triste del mundo entretenido con uno de esos huesos extra lange que le compr su mamá la quiosquera que esta mas loca que yo.
Su hijo es un dogo de Burdeos.
El mío u pinito Paraná.
Y camino enojado y le pego piñas a los carteles de la calle y miro pesado a unos que me miran pesado en corrientes.
Y fumo.
Y rezo por que mi mirada los convenza de que soy pesado porque si se habivan que si vamos a las manos me cojen de parado, eso, me cojen de parado.
Los otros días un pibito muy oscuro me metio miedo.
Yo sacaba fotos y el pibe me miraba de forma descarada y fija desde detrás de unos anteojos negros.
Qué podes hacer cuando te miran asi en la calle detrás de unos anteojos negros.
Rezar y bancar la parada. Y volver a rezar. Y que Dios te ayude.
Y sigo.
Voy a la estación de subte Callao.
Y canto Tan Biónica y le pongo huevo a la esterilidad que me rodea.
Y cuando estoy llegando a Callao y Cordoba. En la esquina anterior a llegar por Callao a Córdoba hay un banco Frances.
El mismo banco que hace unos domingos atrás llendo al cumpleaños de un amigo le saque una foto a ese banco con un tipo durmiendo en el piso del banco rodeado de cajeros para retirar dinero.
Y ahora a una cuadra de subte callao veo nuevamente una foto de esas que si no las sacas, si no logras atrapar lo lamentas el resto de tu vida.
Sentado en la vereda y apoyada su espalda contra una de las columnas del banco frances hay un linyera.
El tipico linyera de manual con los pelos así y barba rabínica y la piel del rostro curtida por la intemperie del desierto bíblico.
Ok, champú para todos, acá te esta contando un cuentito El Gigolo Bazterrica Chano Tevez Riquelme Say no more y good show man y punchi punchi el rey de tu corazón robotina de pulsitos de siembra de la salada.
Y a un costado del linyera la vidriera del banco.
El linyera en la vereda y en la vidriera cosas como gente extrayendo dinero de los cajeros automáticos.
Y chiqui pun chiqui pun chiqui pun pun pun chiqui pun.
Una gran foto.
Tu corazón Gigolo, ni más ni menos, es esa foto, querido lector.
Bien.
Y no tengo la camara porque no quise sacarla de casa porque tengo urgencias que resolver que no me permiten perder el tiempo en sacar fotos.
Y camino.
Y lo observo al linyera.
El tipo estira una mano y recoge unas colillas de cigarrillo y se las guarda en un bolsillo de su camisa.
Yo sigo de largo.
Stop.
Gigolo.
La puta que te pario.
Ok.
Doy media vuelta y lo encaro al linyera.
Busco en mi campera de Zara mi atado de cigarrillos y se lo ofresco.
Toma, loco, le digo.
El tipo desde el piso con la espalda apoyada contra el banco frances levanta la mirada primero haciendo foco en mi mano ofreciendo un atado de cigarrillos y luego hace foco en mis ojos.
Me mira a los ojos.
Y por segunda vez en menos de un mes descubro en la calle y en el fondo de gente tirada y abandonada a toda intemperie una mirada franca y viva como la nena de mil años que encontre en una mesa de la Farmecie de Charcas y Vid en Palermo Culo Roto.
El tipo me sonríe.
Me mira de lleno a los ojos.
Y yo a él.
Y baja la vista y me obliga a seguirlo y me muestra su bolsillo de la camisa.
Y veo un atado de cigarrillos.
Y me dice:
Gracias, tengo, no necesito.
Y le digo:
Todo bien, suerte loco.
Y el linyera me desea suerte con un gesto de la mano.
ESPACIO PUBLICITARIO
MI GENERACION
A mi abuela, una polaca de ojos claros increiblemente bellos, la mato una persona formada en la UBA que no quiso detectar a tiempo el cancer que una vez desatado solo la morfina pudo hacer algo piadoso por ella.
Acá esta, ELsa Kalish, de nuevo, con su cancer de mama y su tos de obrera peronista.
A la abuela Elsa no la mataron los nazis sino un egresado de la UBA.
Por cierto, Lacan tambien murio de un pico de morfina.
Pero Lacan pudo morir con dignidad.
Mi abuela no.
Murio con una peluca ridicula en la cabeza y delirando y lejos de la casa donde pario a sus hijos. La abuela queria morir donde pario a sus hijos en su casa.
No pudo ser.
Yo fui una de las ultimas personas que la vio.
Fue la noche anterior al pico de morfina que se compadecio de ella.
Era un chico y nunca lo olvide.
Un egresado de la UBA consiguió lo que los nazis y los aliados no pudieron con mi abuela.
Saben amigos de la UBA las barbaridades que le hacian los soldados Rusos y Americanos y Alemanes a las mujeres???
saben????
No saben????
chicas y chicos de la UBA que hacian los aliados y los alemanes con las mujeres???
balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:
LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
FIN DEL ESPACIO PUBLICITARIO

55550ba602104

La novela El club del la pelea de Chuck Palahniuk surgio de la cocina de la casa de Tom Spanbauer:

La canción de la bolsa para vomitar
Nick Cave
El hombre que sale al escenario en el Sony Centre de Toronto no se da cuenta de que no es un hombre en absoluto.
Es el sueño de un niño que está de pie, con lágrimas en los ojos, paralizado en una trepidante vía de tren.
El hombre y el niño se sueñan el uno al otro.
Se recuerdan el uno al otro.
El hombre se acerca al niño y extiende su brazo hacia él.
Tomados de la mano, se vuelven y salen bajo los estruendosos focos.
El sonido del tren sin rostro, que no deja de chillar, es ensordecedor.
Caminan lentamente hasta el borde del mundo.
La tierra tiembla y se estremece bajo sus pies.
Los dos entienden que el otro puede ser olvidado.
Los dos entienden que el otro puede morir.
El universo contiene la respiración.
*
Juntos y solos, saltan.
Bonus Track con Sarmiento y Facundo en el corazón de San Martín
Sarmiento y Facundo
Borradores de la vecindad del Chavo del Ocho

Camila Flynn y Guadalupe Marando
estoy escribiendo dos libros que me va a llevar años terminarlos
estoy leyendo y pensando y estudiando para ellos
estoy haciendo el duelo necesario y doloroso de una pareja de seis años con una mujer que quiero y me quiere pero que se termino lamentablemente y eso duele y te vuelve loco y te cagas encima y lloras y te emborrachas y seguis llorando
y esta bien que ese dolor este y se exprese
pórque sino todo hubiera sido nada
y ahi en esa relacion hubo amor
y tengo una libreria que hace seis años sostengo
y que en los ultimos diez dias
a una chica que estudia cine cine en la universidad de avellaneda
me compro requiem por un sueño de herbert selby
y no conocia a william faulkner
y me desvivi por trasmitirle que si podia llegar al corazon del infierno
faulkneriano seria inmensamente feliz
y un chico de unos veintipico que me compro
el libro del reloj de arena de ernst junger
me pregunto por autores similares
y le recomende lewis mumford
y los primeros dias que me mude
un fin de semana que me la pase
encerrado llorando y borracho y drogado
el lunes cayo un cliente
y yo solo necesitaba un abrazo
y necesitaba la guita
y baje a darle los libros al cliente
los libros con los ojos rojos por el llanto
de un duelo necesario y cuyo dolor debo
respetar y dejar que salga
y le hiba a pedir perdon al cliente
por atenderlo asinderlo asi
y le hiba a decir que soy un ser humano
y que a veces la vida duele
y el cliente
no era un cliente
era un lector que me compra libros hace años
y le conte que me habia separado y necesitaba
un abarzo
y me abrazo
y charlamos de libros como dos enfermos
como siempre
con calenutra con pason
todo eso es libros kalish
y cuando siento que todo eso peligra
que esta buenisimo
me vuelvo loco
y tengo miedo
deperder algo que me costo mucho sacrificio
y es hermosoy
hermoso
mi trabajo
y voy a defender esa bellaza a muerte
porque despues
de presentarle a una chica
a faulkner
o a un chico a lewis mumford
me siento brutalmente bien
siento que todo tiene sentido
y camino por la calle y canto
y le puedo decir a mi vecina
a mi vecina del piso de arriba
que esta buenisima
en el acensor
que el bordo de su campera
es un color que me fascina
y robarle una sonrisa
y si chicas
no soy ni pasolini ni cave
en eso tienen razon
soy juan pablo liefeld
alguien que
leyo y lee con amor a pasolini
y que por las noches escucha y canta
a los gritos
nick cave y los bad seeds
estoy vivo
estoy caminando
no tengo la mas puta idea
de como salirme con la mia
que me encanta y me parece brutal
y creo que hay cosas que veo
que son maravillosas
y otras horribles
cuando charlo con el payaso de la esquina
me siento comodo
cuando charlo con mi sobrino o mi primo
tengo conversaciones increibles
cuando charlo con la travesti peruana
nos cagamos de la risa
cuando puteo a los gritos
a coto en la caja
y les digo a los chicos de la caja
yo se la mierda que es laburar aca
son unos putos
y los pibes esos
sacan una sonrisa de agradecimiento
que intentan que los encargados no vean
y eso soy yo
juan pablo liefeld
y libros kalish
un espacio donde
se busca una logica de la vida
menos miserable
que la que sueñan
la UBA
o la universidad de San Martin (UNSAM)
besos

balvanera confidential
PROXIMAMENTE EL CAPITULO DOS
El diablo a todas horas
Una tragedia faulkneriano en clave Knockemstiff
en breve
ya llega
en:

LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
https://libroskalish.wordpress.com/
en el corazón de San Martín
a la memoria de mi madre la mejor profesora de matemáticas que conoció el paritido de San Martin y no fue la mejor porque fue mi madre sino porque amaba lo que hacia y dejo su vida en las aulas y en los chicos y adolecentes a los que le dio clases la querian, esa fue mi madre, una docente que dio su vida hasta perderla en las aulas por amor, te llevo en el corazon mama, siempre, mientras tenga aliento tu memoria seguira viva en mis dias y noches y en el mundo, si

Mariana Liefeld Carolina Liefeld Cariola Sebastian Esteban Masot

Borradores de la vecindad del Chavo del Ocho

Caramelos Bandolero de El Amanecer

ayer cuando fui a pagar el alquiler al dueño del mono que vive al lado de casa – igualito que en pasaje centenario 160 donde funcionaba libros kalish, pero sin medicos forros de caballito en el fondo rompiendo las pelotas – charlamos y llegamos en la charla a mar del plata y eso fue ayer y recien mientras preparo unos mates se me viene una imagen a la cabeza como una bala de petalos de flor: el envoltorio de los caramelos Bandolero de la empresa lactea El amanecer que se la comio hace tiempo La Serenisima o Sancor, no recuerdo y donde trabajaba mi tio Carlitos Orellano,el hermano de mi mama, que tiene un parecido muy notable a Sandro, y que tiene la coleccion completa de los discos en vinilo de los beatles y recuerdo una tarde con mi primo birra y el pintando la casa -nosotros, birra y yo, pibitos- pintando la nueva casa que habian comprados los tios y el tio carlitos poniendo sus discos en vinilo de los beatles y nosotros queriendo escuchar a los Guns and rouses que todavia no conocia aca nadie y estan tocando de teloneros de los Rolling Stone junto a John Lee Jooker y en la puerta de esa casa escuchamos conciertos enteros de Charly Garcia Y Soda Stereo y Fito Paez que tocaban a diez cuadras de ahi y esa casa donde se escuchaba como si estuvieras en el campo de el patinodromo de mar del plata esos conciertos y esos caramelos bandolero de el amanecer y el tio hoy tiene una enfermedad similar a la que tenia roberto fontanarrosa y mi borges de los collages que hago para la libreria es un borges pibe chorro.
el borges pibe chorro de los collages de libreria Kalish

los caramelos Bandolero de el amanecer del tio carlitos con su envoltorio azul oscuro y un bandolerito con dos pistolitas en la mano igualito a mi pibe chorro borges

me viene otra imagen y cruzo datos y los ordeno como hace ellroy, y me viene la imagen ahora de un envoltorio de caramelos bandolero rojo, el envoltorio de los caramelos bandolero azul seguro segurisimo que existian, el rojo dudo y no quiero ir a buscar a google este recuerdo, no, me acabo de ver en mar del plata con toda mi familia llendonos de mar del plata para volver a san martin y si, se terminaron las vacaciones y hay que volver a la escuela, mis hermanas y yo a estudiar y mi mama a dar clases de matematica en mil y una escuelas y pasamos con el reno 12 breack de papa a saludar al tio carlitos por la empresa el amanecer y el tio nos regala un tarro de dulce de leche y una caja de caramelos bandolero y me vi recien abriendo esa caja y comiendo un caramelo bandolero

y acabo de recordar otra cosa y me levanto y busco en el despelote que es mi mono una bolsa negra y la abro y saco un album de estampillas alemanas de los buenos viejos tiempos de Hitler. son las estampillas de la segunda guerra mundial de mi papa y de hitler.
y en este album mayoritariamente de estampillas del loco adolf hay una foto, siempre estuvo ahi, desde que la puso mi papa hace decadas atras y luego yo le robe ese album con esa foto y las estampillas y vuelvo a ver esa foto

la foto
mama
con el guardapolvo blanco
de docente
posando para la camara
y no mira a la camara
mira al costado
mira otra cosa
y tiene cierta expresion ironica
apenas perseptible en su rostro
mientras mama vivio
no solo fue una docente
trabajadora incansable honesta
con los que tenia que ser honesta
con sus chicos
en un aula
siempre
y ademas
mietras mama vivio
tenia un humor muy acido y filoso
frente al cual los chistes
de Roberto Petinatto
son pelotudos
y eso que a mi los chistes de petinatto me gustan
y tiene en la foto
mama
un corte de pelo igual
al de la chica
del video
lunita de tucuman
de tan bionica
mi lunita de tucuman
mama

y termino
a las ocho y media de la mañana
de sacar unas fotos divinas
de mis dos chicas
la de la foto y la del video
y el album de estampillas de hitler
y cuando tropiece con una computadora
que me responda
las descargo y las subo
como las fotos
de Juan Pablo Poggio
que lo sorprendi
ayer a la noche
en la recoleta
subiendo a un taxi
rumbo a
santiago del estero
a hacer lo que el sabe hacer
vender libros
buenos libros
El hombre que sale al escenario en el Sony Centre de Toronto no se da cuenta de que no es un hombre en absoluto.
Es el sueño de un niño que está de pie, con lágrimas en los ojos, paralizado en una trepidante vía de tren.
El hombre y el niño se sueñan el uno al otro.
Se recuerdan el uno al otro.
El hombre se acerca al niño y extiende su brazo hacia él.
Tomados de la mano, se vuelven y salen bajo los estruendosos focos.
El sonido del tren sin rostro, que no deja de chillar, es ensordecedor.
Caminan lentamente hasta el borde del mundo.
La tierra tiembla y se estremece bajo sus pies.
Los dos entienden que el otro puede ser olvidado.
Los dos entienden que el otro puede morir.
El universo contiene la respiración.
*
Juntos y solos, saltan.

La canción de la bolsa para vomitar, Nick Cave.

LIBROS KALISH – LIBRERIA ONLINE
https://libroskalish.wordpress.com/

En los Links que siguen se pueden leer las columnas Mapa narcoprostibulario de Carrefour, Confesiones de un librero de mierda, Las Chicas de Letras se masturban así Sábados de súper acción:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz
Las chicas de letras se masturban así. Obras Completas sin editar – Elsa Kalish
Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once
Sábados de súper acción
balvanera confidential para James Ellroy y Philip K Dick con amor

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en Adolf Hitler, Antony Beevor, August Sander, balvanera confidential para James Ellroy y Philip K Dick con amor, Carlos Tévez, Chuck Palahniuk, Cipriano Mera, David Bowie, Ernst Jünger, Friedrich Wilhelm Nietzsche, George Grosz, George Steiner, Georges Bataille, Lou Reed, Martin Heidegger, Philippe Ariès, Pier Paolo Pasolini, Pixies, Tom Spanbauer, Walter Benjamin, William Faulkner, William T. Vollmann. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s