balvanera confidential – Capítulo Cero Cero Cero

DSC05819
EL PAISANO ENSIMISMADO O LA TENEBROSA SEXUALIDAD DEL GAUCHO EN LA VECINDAD DEL CHAVO DEL OCHO
el gigolo papo francisco basterrica riquelme tevez say no more

Para Anita Leporina que me escribio la madrugada de ayer “Así q sí podes, tirate unos números para la quiniela”. OK, creo que ya tire unos cuantos numeros, ahora vos anita anda y juga esos numero que te pase a pedido tuyo y reventa la banca que te da el cuero para eso y mucho mas.

“-Sí-me dijo el victorioso general Francisco Villa, cuando le pedía yo que me otorgara el precioso caudal de sus recuerdos-, que se conozca mi historia, con todos sus sufrimientos, con todas sus luchas, con todas sus miserias; con toda la sangre que me vi forzado a derramar, con todas las injusticias que me vi precisado a combatir, con todas las agresiones que me vi compelido a repeler y todas las infamias que hube de castigar.
Que se conozca todo mi pasado, aquel pasado que mis enemigos han esgrimido contra mí, pretendiendo asfixiarme con la polvareda de mis dolorosas hazañas de otras épocas, y aturdirme con los dicterios más crueles y las punzaduras más venenosas.
No pretendo justificarme ni defenderme; pero que se me conozca tal y como fui, para que se me aprecie tal y como soy: un hombre que nacido de la clase más ultrajada y más sufriente de nuestro pueblo, de la peonada que fecunda la tierra con su sudor y con su sangre y con sus lágrimas, supe rebelarme contra esa esclavitud brutal de nuestra sociedad egoísta y de nuestras costumbres corruptoras, y desarrollando todas mis energías, y reanimando todas mis esperanzas, y fortaleciendo todas mis aspiraciones de libertad y de justicia, he venido a ofrecerlas en toda su madurez a la causa nobilísima de mi patria y de mi Pueblo.
De mi patria: víctima hasta hoy de una odiosa herencia ancestral, en la que se mezclan todas las desenfrenadas ambiciones de los crueles aventureros que siguieron a Hernán Cortés, con todas las indiferencias, todas las indolencias, todas las pasividades de los súbditos de Moctecuzoma Ilhuicamina.
De mi pueblo: de ese pueblo sufrido y valeroso, abnegado y leal, que siempre ha sabido responder con todo el ardor de su sangre y el ímpetu de su raza guerrera, cuando un Miguel Hidalgo, cuando un Benito Juárez, cuando un Francisco I. Madero, le ha convocado a derrumbar las tiranías, a desbaratar los despotismos, a desenraizar los fanatismos, a reconquistar los derechos y a cimentar las libertades todas a que debemos aspirar.
Ya es tiempo de que el pueblo sacuda, de una vez por todas, la sábana de polvo impuesta por los negreros de la conquista, a sus más diáfanas aspiraciones de vida como vida, y no como un martirio inacabable.
Ya es tiempo de que en nuestra civilización desaparezcan las sombras del encomendero, del inquisidor, del señor feudal, y del déspota que a través de un siglo de nuestra sostenida independencia, aún se prolongan, aún se proyectan en nuestro suelo, aún manchan con negras tintas el verdor de nuestros campos, cuando bajo el sol radiante de la libertad aparecen las figuras pesantes de un Luis Terrazas, de un Enrique Creel, de un Porfirio Díaz o de un Victoriano Huerta.
Ya es tiempo de que desaparezca, y para siempre, la trágica forma del cacique en toda su abominable magnitud: desde el supremo magistrado, que gobierna sin más ley que su capricho, su ferocidad y su sed inagotable de mando y de riquezas, hasta el humilde gendarme y el ciego alguacil dela Acordada, que son elementos del pueblo para oprimir al pueblo, bajo la férula de hierro del cacique máximo.
Ya es tiempo de que los prejuicios acaben, de que la sociedad se establezca sobre bases más sólidas, más naturales, más sabias, más justas y mas nobles.
Y si a la revolución libertaria de 1910consagré todos mis esfuerzos y todas mis energías, en la revolución vindicadora y social de 1913 tengo cifradas todas mis esperanzas, todas mis ilusiones, de ver, ¡finalmente! Redimido a nuestro pueblo y venturosa a nuestra patria.
-Sí-continuó el general Villa, mientras un rayo de suprema fiereza brotaba de sus ojos relampagueantes-, que conozca el mundo todo lo malo que hice y por qué lo hice. Pero que lo conozca íntegramente, totalmente, que nada he de ocultarle ni desnaturalizarle ni mentirle: nada más que la verdad, pero toda la verdad he de decirle.
Y que conozca también lo bueno de mi vida. algo bueno, quizás mucho bueno, he llevado a cabo en mi existencia, y también ha de conocerlo el mundo; para que de la serena apreciación de todos mis actos, del balance que haga de mis hechos, del valor y trascendencia que conceda a mis hazañas, a las buenas y a las malas, brote el fallo con que la historia ha de juzgar a uno de aquellos mexicanos que por la fuerza arrolladora de su bien meditada rebeldía, ha sabido conducir por un camino de triunfos bélicos, cívicos y morales a un pueblo de soldados heroicos en abierta rebeldía contra la opresión y el despotismo.
Soldado del pueblo y caudillo de mis soldados, servidor sincero y desinteresado de mi patria y de mi pueblo, leal hasta la muerte a mis jefes y a mis compañeros, el más alto sentimiento de patriotismo guía todos mis actos.
No tengo ambición de mando ni afán de poderío. La intriga política, la farsa diplomática y el complicado engranaje administrativo, no son mi fuerte: sólo la guerra.
La misión que me he impuesto terminará el día en que termine la guerra por la victoria de nuestras armas; y entonces regresare a la oscuridad de mi vida, y volveré a ser el Francisco Villa de 1911, que sólo surgió nuevamente a la vida pública y a la lucha armada, cuando las traiciones de un abominable Pascual Orozco y de un espantoso Victoriano Huerta amenazaron la obra magna del pueblo redimido por el inmortal Francisco I. Madero.
Volveré feliz a esa vida modestísima, tranquila, llena de las más íntimas satisfacciones, a que creo tener derecho, tras de tanto luchar. He allí todo mi deseo: que si una bala enemiga no me depara la muerte de los héroes sobre el campo de batalla y en holocausto de mi patria, a quien le he ofrendado mi vida, que mi futura existencia sea de calma y de reposo, de trabajo honrado y regenerador, mirando cómo la obra de la verdadera paz y del verdadero progreso – a la que consagré mis mejores años – enraiza fuertemente y para su felicidad, en las almas de los hijos de mis soldados, de mis compañeros, de mis hermanos, que siempre respondieron a mi grito de libertad y de vindicta, con su grito de adhesión y de confianza.
Para que todos ellos, amigos y enemigos, conozcan al Francisco Villa de verdad, el de carne y hueso, al de nervios y sangre y corazón y pensamiento, que ni es el hombre-fiera que pintan los enemigos del pueblo, atribuyéndome una insaciable sed de sangre, de pillaje y de exterminio, y acaudillando unas hordas desenfrenadas de brigantes, ni es tampoco el super-hombre que quisieran encontrar en esta época de seres normales, de hombres como todos, los que encarinñados con el forjamiento de ídolos populares, no ven que ante las aras de esos falsos ídolos se sacrifica estérilmente la sangre de los pueblos.
¡Ni hombre-fiera, ni super-hombre! ¡Hombre nada más! Hombre sencillo, rudo, que aprendió a leer muy tarde, que vivió la vida agreste de las montañas y las selvas, pero en cuyo corazón, que sufrió todas las amarguras y palpitó con todas las altiveces, hay un caudal inagotable de amor para mi patria y para mi pueblo.
Patriota sincero y compañero leal: esos son los únicos títulos que sí reclamo, porque he sabido conquistarlos al precio de mi sangre y de mis constantes esfuerzos”

DSC06119

DON RAMÓN
DANDO CLASES FRENTE A LOS MISERABLES DE LA UBA Y LOS CANALLAS DE LOS MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN

¡¡¡VIVA ZAPATA!!!

Annex - Brando, Marlon (Viva Zapata)_01 henry-silva-viva-zapata DSC06384 DSC06206

En los Links que siguen se pueden leer las columNas Mapa narcoprostibulario de Carrefour, Confesiones de un librero de mierda, Las Chicas de Letras se masturban así Sábados de súper acción:
zzz—Confesiones de un librero de mierda—zzz
Las chicas de letras se masturban así. Obras Completas sin editar – Elsa Kalish
Mapa narcoprostibulario de Carrefour. El precio más bajo garantizado de Once
Sábados de súper acción
balvanera confidential para James Ellroy y Philip K Dick con amor

 

ENTREGA A DOMICILIO (OPCIONAL – CAP. FED.) $50.

Contacto: juanpablolief@hotmail.com

Acerca de libroskalish

Libros difíciles de encontrar a buen precio.
Esta entrada fue publicada en balvanera confidential para James Ellroy y Philip K Dick con amor. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s